Loading

Salma Hayek habla lo difícil de su carrera

1-1 Principal
Dos fulgurantes apariciones en “Desperado” y “From Dusk Till Down”, repletas de sensualidad y erotismo, sirvieron a Salma Hayek para cautivar a Hollywood, una industria que desde entonces se ha rendido a su talento y carisma, intactos a sus 50 años, ya convertida en todo un icono latino.

Aquella Carolina que retozaba alegre en la cama con Antonio Banderas, al igual que Satanico Pandemonium, la vampira disfrazada de exuberante bailarina que hipnotizaba y hacía beber de sus pies a Quentin Tarantino, son las creaciones de alto voltaje con las que la mexicana irrumpió en el cine por la puerta grande, ambas con la firma de Robert Rodríguez.

“’Desperado’ fue la primera vez que me desnudaba en el cine, así que fue muy difícil”, indicó Hayek, que reconoció que aquella escena se rodó en ocho horas, cuando el equipo de producción había platicado que en una hora habría concluido.

“Era mi primera oportunidad en una película de Hollywood y sabía que tenía que hacerla. Fue muy complicado para mí. De hecho, lloré. No quería estar desnuda frente a la cámara. No dejaba de pensar: ¿qué dirán mis padres?”, comentaba en 2012 al tabloide británico The Sun.

No menos exigente resultó la escena de su inolvidable baile en bikini con una enorme serpiente pitón sobre la tarima del “Titty Twister”. Hayek, sentía absoluto pavor por las serpientes, pero Rodríguez, le dijo que Madanna iba a aceptar el papel si ello lo rechazaba así que la intérprete pasó dos meses haciendo terapia para sobreponerse a sus miedos y así poder rodar la escena, ahora convertida en todo un clásico.

Después de más de una decena de películas, llegó “Frida”, el proyecto que coprodujo y que la consagró definitivamente en Hollywood gracias a sus nominaciones al Oscar y a al Globo de Oro como mejor actriz. Aunque destaca su interés por la dirección, como lo expresó en el pasado Festival de Cannes.

Comenta con Facebook