Loading

San Mateo Correa y la Persecución Religiosa

Parte II

Por José Alonso Mtz. Barrios

Muerte

En 1927 el sacerdote fue nuevamente arrestado, lo condujeron a la Ciudad de Durango y lo encerraron en la jefatura militar. Días más tarde el general Ortiz solicitó al Padre Correa que confesara a un grupo de personas que iban a ser fusiladas y después le exigió que le revelara las confesiones. Ante la rotunda negativa del sacerdote ordenó que lo fusilaran. El día 6 de febrero, de madrugada, los soldados sacaron al Sr. Cura de la Jefatura militar, y llevándolo rumbo al Panteón de Oriente, llegaron hasta un lugar solitario donde fue fusilado. En el mismo lugar de la muerte quedó el cadáver insepulto durante tres días, para posteriormente por iniciativa de la feligrecía, se construyó una modesta capilla, y que en la actualidad ha sido de mayor decoro.

Hoy en día se veneran sus restos en la catedral de Durango, además en la ciudad de Valparaiso Zacatecas. Fue beatificado el 22 de noviembre de 1992 y canonizado por el Papa Juan Pablo II, con la importante gestión del sexto Arzobispo de Durango, Don Antonio López Aviña el 21 de mayo de 2000.

Capilla del Padre Mateo Correa Magallanes, Monumento Funerario dedicado al mártir zacatecano.

Los restos de San Mateo Correa fueron trasladados a una capilla que se mandó edificar en los primeros cuadros del lado oriente de la Mansión del Reposo, muy probablemente para encargo de los alumnos de la escuela de Montoya.

Dicha capilla maneja una composición de tipo neoclásico en toda su estructura ornamental. Maneja un labrado en cantera blanca, propia del Estado de Durango.

La planta de la capilla maneja una formación rectangular sobre la cual se eleva su estructura.

La fachada presenta un primer plano un marco de puerta rectangular sobre la cual se aprecia un relieve de acántos establecidos simétricamente y al centro del mismo una flor pasionaria.

Abajo de éste elemento y en el mismo marco de la puerta se lee la siguiente inscripción:

“ JHS

QUE LA SANGRE DE NUESTROS MÁRTIRES NOS ALCANCE EL REMEDIO DE NUESTROS MALES “

A los costados de la puerta en la misma fachada se encuentran dos pilastras con pedestal y fuste cuadrado estriado, conformado con capitel compuesto; ambas pilastras consolidan un entablamento con friso galloneado de forma simétrica, en el centro del friso aparece otra cartela que nos da una referencia de San Mateo Correa que dice:

“ El pueblo católico de Durango a la memoria del Señor Cura Mateo Correa, Párroco de Valparaiso, Diócesis de Zacatecas. Sacrificado en esta Ciudad durante la persecución religiosa el 5 de febrero de 1927 y fueron trasladados sus restos a este lugar el 15 de septiembre de 1944 “.

Posteriormente sobre el friso aparece un cornisamento que maneja un denticulado en todo el contorno del mausoleo, de igual forma se repite este elemento en la parte del tímpano o luneta, conjugado con una moldura alineada y en el centro del tímpanos aparece un elemento que caracteriza el martirio, una palma labrada en medio relieve.

La fachada esta rematada por una cruz con basamento y de tipo griego.

A los costados del mausoleo aparece muy poca ornamentación, distinción propia del racional neoclásico, únicamente aparecen en sus costados dos ventanas rectangulares de arco de medio punto, y sobre ellas una cruz de puntas abiertas labrada en bajo relieve.

Al interior del mausoleo tenemos un altar con hornacina, jugando con el conjunto clasicista que lo distingue; de forma muy sobria dos columnas custodian la propia hornacina y en el frontal del altar aparece incrustada una placa de mármol blanco semi betado que indica que aquí descansan los restos de Mateo Correa Magallanes.

Comenta con Facebook