Loading

Una artista internacional: Gloria Rincón, orgullo de su tierra

Gloria Rincón es una destacada artista plástica durangueña, quien desde pequeña sintió gusto por el dibujo y a los 11 años realizó, sin una orientación, su primer óleo. A partir de entonces ya no soltó el pincel. Dicha afición fue tal vez debido a la sensibilidad artística de su madre, quien pintó unos murales en su recámara cuando ella tenía 6 años. “Fue el ambiente que me llevó tal vez a querer manejar los colores, las pinturas, la forma…”, evoca la creadora, quien  a los 16 inició una formación en las artes plásticas de una manera seria.

Originaria de Santa María del Oro, Durango, Gloria realizó su formación en Artes Plásticas en la Escuela de Pintura, Escultura y Artesanías (EPEA), de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) de 1972 a 1976. Algunos de los maestros que la acompañaron en su formación, fueron: Francisco Montoya de la Cruz, Guillermo Bravo Morán, Guillermo Salazar y Manuel Salas, entre otros. Posteriormente tuvo la oportunidad de estudiar algunos cursos intersemestrales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ahí contó con la asesoría de maestros como: Herlinda Sánchez Laurel, Ignacio Salazar, Alfredo Nieto, entre otros.

44 años de trayectoria y aprendizaje

Asimismo, Gloria ha asistido a cursos en la Escuela de Arte, en Amsterdam, Holanda, y aquí mismo, ha tomado talleres con personas experimentadas como Irene Arias (+).  “Desde 1974 he tratado de mantenerme vigente y actualizada y estar inmersa en mi capacitación”, asegura,  y añade que cada uno de sus maestros dejó en ella una enseñanza específica que una vez amalgamadas todas, han hecho lo que hoy ella es.

De 1976 a 2018, la artista plástica ha realizado 19 exposiciones individuales y 60 colectivas, en numerosas salas de la República Mexicana, 2 en Estados Unidos y 3 en Europa. También ha formado parte de 4 catálogos editados por los gobiernos estatal y municipal. Su obra forma parte de las colecciones de museos, escuelas, gobierno y particulares, y ha sido incluida en portadas e interiores de libros de poesía y revistas, así como de discos compactos. Su trayectoria artística ha sido reconocida por diversas instituciones públicas y privadas.

Como creadora, manifiesta que después de haber concluido sus obras y una vez firmadas, éstas deben tomar su propio curso y su propia vida. Y de las invitaciones para exponer de manera colectiva, recuerda la primera en 1976, y de manera individual en la Escuela de Comercio y Administración, hoy Facultad de Contaduría y Administración, en 1982.

Una de sus mayores satisfacciones como creadora, es haber obtenido en el 2013, la oportunidad de que una de sus obras en gran formato, con un tema específico, fuera seleccionada para ocupar uno de los muros del Instituto de Agua de la UNESCO, en la ciudad de Delft, Holanda. “Fue emotivo el momento de entrega recepción y la firma del protocolo que fue establecido. En ese momento con mi trabajo quedaba representada mi gente, mi tierra y Durango”.

Próximos proyectos

Este año ha sido muy productivo para Gloria, quien el próximo mes, dentro del Festival Internacional Revueltas, participará con una exposición individual en homenaje a José Revueltas, en la Biblioteca de Ciudad Lerdo; en forma simultánea está concluyendo una serie de obras para participar dentro del mismo evento, pero en la ciudad de Durango, además de la exposición que actualmente está en exhibición en el Museo de la Ciudad, titulada “Albedrío, café, tinto y tintas”, la cual estará vigente hasta el próximo 21 de octubre. ¡En horabuena!

Comenta con Facebook