Loading

Una panorámica en sus 20 años de carrera

En entrevista José Luis Ramírez, nos compartió que será parte de la XIII edición de la Bienal en El Cairo en Egipto, la cual se llevará a cabo del 10 de junio al 10 de agosto.

“Estoy muy emocionado, porque soy el único mexicano, representaré no sólo a Durango sino a México en esta Bienal, es algo que me tomó por sorpresa, pero es un gran logro para mi carrera”.

Agradeció el apoyo que siempre ha recibido de Guillermo Sepúlveda fundador de la galería Arte Actual Mexicano ubicada en la Ciudad de Monterrey.

“La temática que se maneja para esta Bienal, es cómo mirar a la frontera, las nuevas visiones hacia las fronteras, es importante tocar este punto puesto que tenemos de vecinos a los Estados Unidos, mi obra tiene un sentido y un carácter social de crítica, eso lo manifiesta toda mi última serie”.

Anunció que el próximo año expone en Alemania, la serie que se está trabajando toda tiene que ver con el gran libro de Pedro Páramo, el cual es una narrativa que toca temas de abandono, desapego y migración; habla de pueblos abandonados, una de las piezas que fue seleccionada para el Cairo se llama “La Casa del Pintor”, es un señor que me llamó la atención en Tuitán, le tomé una foto y la pase a la pintura, ya que en el tema conceptual de mi obra, mi proceso creativo, es muy diverso, considero que tengo una mirada muy inquieta, siempre observo las cosas por donde camino, esta pintura es muy vistosa; la obra refleja precisamente eso, es un señor en un pueblo que está abandonado, toco el tema de Juan Rulfo pero al mismo tiempo la migración pero hablando de los que se quedan, no de los que se van a Estados Unidos; es un espacio de reflexión de mi parte, que me invita a investigar todo esto que sucede en estos pueblos y la gente que se queda, esa es la temática que estoy trabajando desde hace tres o cuatro años”. “Luego otra pieza se llama “Sobrepoblación” refiriéndome a los peluches abandonados, tirados a la basura y la tercera pieza se llama Raíces” que precisamente es un árbol que en su tronco muestra rostros, reflejando que Pedro Páramo en mi entender era finalmente el padre de todo un pueblo”.

“Toco temas muy latentes, incluso hoy en día los tenemos vigentes, por ejemplo, mientras que en Durango se está construyendo un hotel, en Chiapas se está cambiando una mujer por una vaca, esos son los temas que a mí me interesan, son los que toco y trato de llevar a mi obra, que tengan un sentido crítico y social”.

Retomó el proyecto de Alemania del cual dijo que será conformado de 44 piezas, considerado al igual que su viaje a Egipto como el proyecto de su vida, “vendría hacer una panorámica de lo que he hecho en los 20 años que llevo pintando”.

“Es un proyecto muy costoso, que no es apoyado por el gobierno de Durango sino por la iniciativa privada de Monterrey, donde se encuentra la gente que me compra mis obras, que ha creído en mi trabajo”.

Para finalizar comentó que ha expuesto en la Bienal de Venecia, en Los Ángeles, San Francisco, en Bogotá el año pasado, ha trabajado mucho, buscando nuevos horizontes y un nuevo mercado.

“Estoy 100 por ciento concentrado en mi taller que está ubicado en la calle Juárez con mi equipo conformado por siete personas, y me encuentro con unos proyectos latentes en Monterrey y Durango”, agregó.

Comenta con Facebook