Loading

VÉRTIGO

Por Marco Antonio Olaguez Bayona

Hay pocas cosas que mejoran con el paso de los años, ejemplos sobran, pero hay una constante: la cinematografía. Y si bien los tiempos cambian, hay cintas que son totalmente atemporales, que podemos ver una y otra vez, y nos siguen impresionando, sorprendiendo y entusiasmando. Una de esas cintas es ‘Vértigo’, catalogada como la mejor película de todos los tiempos. Partamos de la historia.

Dirigida por el maestro del suspenso Alfred Hitchcock, la película es una adaptación de la novela ‘De entre los muertos’, cuyo argumento nos lleva a la ciudad de San Francisco, donde el detective Scottie Ferguson sufre de acrofobia y vértigo, padecimiento que le obliga a retirarse del servicio tras un accidente que le termina por costar la vida a su compañero de guardias. Sin muchas esperanzas, un viejo amigo del colegio lo contrata para un caso aparentemente muy simple: que vigile a su esposa Madeleine, una bella mujer que está obsesionada con su pasado. Llena de giros argumentales, sorpresas y trucos la película nos plantea de una forma inteligente un lenguaje cinematográfico que es capaz de hablarnos de la obsesión, de esa obsesión enfermiza que se convierte en trauma, nos habla de trastornos mentales, de incapacidades físicas, de conspiraciones perversas, de la frágil naturaleza del amor correspondido y no correspondido, de la vida y de la muerte, todo esto bajo una narrativa audiovisual única y actuaciones soberbias por parte de Jim Stewart y Kim Novak, y con un colofón magistral en la música de Bernard Hermann, con una estética muy cuidada, encuadres muy bellos y una fotografía excelente. Vértigo se adelantó a su tiempo.

Llena de virtuosismo y bajo un halo de elegancia absoluta, estamos hablando de un film pensado hasta el último detalle, que ha resultado en una fuente de inspiración para muchos, un pilar base del cine moderno que impulsó a su director a convertirse en una leyenda, siendo capaz de esconder y moldear entre líneas las claves del argumento, y que como los buenos vinos se disfruta más con el paso del tiempo. Disfruten la película porque ya no las hacen así.

Comenta con Facebook