Loading

Continuará investigación tras el hallazgo sin vida del matrimonio Carrillo Rodríguez

En el kilómetro 32 de la carretera libre a Mazatlán, a la altura de Río Chico, fue donde se localizó una camioneta desbarrancada con dos cuerpos en su interior, más tarde en rueda de prensa la Fiscal General del Estado, Ruth Medina Alemán, confirmó que quienes viajaban en dicha camioneta eran el licenciado Ricardo Carrillo, y su esposa Esmeralda Rodríguez, reportados como desaparecidos  el  pasado 2 de febrero.

Los cuerpos fueron identificados por sus familiares, después de eso se procedió a la necropsia de ley, misma de la cual dijo esperarán resultados para saber si se arroja algún dato de manera posterior, y es que la Fiscal dio a conocer que la investigación continua, si bien se cierra, tras el hallazgo,  el protocolo de búsqueda, se esperan aún datos para determinar el fallecimiento se dio por un accidente o se trató de un homicidio. “seriamos irresponsables en asumir, haremos la investigación sustentada”.

De esta manera dijo que parte de esta investigación será el dictamen de causas que determine como fueron los hechos con el vehículo, mismo que hará la Policía Federal, “Esta investigación no concluye hasta que no esté esclarecido, mucho tendrá que decirnos el dictamen de la Policía Federal y no dejaremos de investigar nada”.

Expresó que es probable que en el transcurso de la semana se tenga el peritaje por parte de la Policía Federal, la necropsia y otros elementos que puedan seguir aportando la gente alrededor del matrimonio.

La Fiscal mencionó que de encontrarse algún otro dato que refleje puede tratarse de un homicidio  la investigación continuará, se cierra en cuanto a la localización de las personas pero se dejan en investigación las causas hasta que la policía federal pueda determinar o si hay algún hallazgo que permita presumir alguna situación.

Medina Alemán, hizo un llamado a la ciudadanía en general a que tengan la certeza de que no hay intención de ocultar nada, sostuvo, “sería irresponsable y sancionado que nosotros quisiéramos ocultar, no estamos ocultando nada”.

Incluso dijo que la propia familia ha tenido el expediente a su disposición, y han estado enterados minuto a minuto de las contradicciones, de los hallazgos y las valoraciones, además de que ellos decidieron ver los cuerpos para la identificaron, por lo que reiteró no están ocultando nada.

Sobre la línea de investigación por el señalamiento de un vecino que dijo escuchar disparos pasadas las 12:30 de la noche y que entrego los casquillos mismos que ya son estudiados en balística, hasta el momento es negativo que los casquillos sean de un arma relacionada con otros hechos. Los casquillos fueron encontrados a 30 metros de la casa de los Carrillo Rodríguez sin embargo nadie ha proporcionado más datos de los casquillos.

Además dio a conocer que uno de los testigos en carpeta informó el jueves por la tarde que el abogado entre 8 y 9 recibió dos llamadas, mismas que no estaban registradas en la sabana telefónica a la que se tiene acceso de manera legal, esto porque Carrillo tenía un segundo aparato telefónico.

Precisando un poco más en el tema, la Fiscal comentó que a partir del día 2 de febrero,  por la mañana se denunció a través de las redes sociales la posible desaparición o no localización  del matrimonio Carrillo Rodríguez, cerca de las 13 horas de ese sábado tuvieron la primera comunicación oficial con uno de los familiares confirmando lo publicado en las redes.

Mencionó que desde el momento en que se tuvo contacto la Unidad Especializada en Desaparición de Personas  activaron el protocolo de búsqueda y desaparición, por lo que iniciaron la búsqueda en hospitales, recabando información de un posible accidente.

Refirió que fue alrededor de las 7 de la tarde que se recibió la denuncia formal por parte del hijo mayor de Ricardo y Esmeralda, quien aportó datos como que el matrimonio la noche anterior había salido de su domicilio aproximadamente a las 21:05 horas, si bien se desconocía a donde irían se sabía acudirían a cenar. También dijo se aportó datos del vehículo, placas de la camioneta y los números telefónicos, con estos elementos se inició el protocolo de manera formal.

En torno a esto, dijo que la Fiscalía solicitó a la compañía telefónica  el comportamiento telefónico,  ya que se manifestó que desde la mañana del sábado los celulares se encontraban apagados,  ya con la sabana telefónica  se comenzaron a tener los primeros datos de cuál era el lugar donde se re direccionaba  por la antena la última llamada, de esta manera comenzaron a armar los polígonos sobre un recorrido hecho en activo.

La búsqueda a través de las cámaras del C5 se solicitó también para poder así ubicar por las placas y  logotipo a  la camioneta donde viajaba la pareja, días después el C5 refiere que la camioneta tuvo un movimiento captado por cámaras a las 4 de la tarde por la avenida 20 de noviembre y pierde contacto en la calle Zaragoza.

Se pidió se ampliara la búsqueda a zonas rurales y salidas a carretera, por lo que se fue armando un pequeño mapeo de donde fueron los lugares donde pudiera estar la camioneta, Medina Alemán agrego que son tres camionetas las que se visualizaron la misma noche, del mismo color sin poder precisar las placas.

Indicó que también se reconstruyeron las horas previas a la no localización, a través de los testimonios de la niñera y de la madre de la Ingeniero Esmeralda,  además comentó que otros testimonios señalaron los lugares habituales a los que el matrimonio salía a cenar,  tres lugares conocidos a los que acudió personal de la Fiscalía, en todos se descartó que hubieran estado ese día.

Fue hasta el miércoles por la mañana cuando un familiar informa que el matrimonio fue visto en un lugar de venta de Hamburguesas, y efectivamente estuvieron en ese punto por espacio de dos horas.

Ya el jueves por la mañana, con indicios de que el matrimonio pudiese haber salido de la ciudad, se montó un operativo vía área con la intención de buscar si el vehículo fue abandonado en alguna zona, el recorrido se hizo por más de dos horas donde participio incluso el hermano de una de las víctimas, sin embargo no encuentran nada. Al rededor del medio día del mismo jueves el C5 les informa que tres camionetas con similares características estuvieron en ciertas áreas, una de ellas rumbo a la salida a la carretera Mazatlán, esto aproximadamente a las 2 de la mañana, entre viernes y sábado.

Comentó que ya se había hecho un recorrido por carretera hasta el Salto, esto porque la declaración de uno de los testigos mencionó que el abogado había estado en la ciudad de Mazatlán recientemente sin conocer el motivo, dato que se confirmó no era un asunto de trabajo en el área jurídica.

A las 6 de la tarde se inició una búsqueda donde se diseñaron 4 grupos equipados para una búsqueda ordenada, sin embargo debido a que comenzó a oscurecer no pudieron continuar.

Por lo que el día viernes a las 7 de la mañana previo a abordar el helicóptero, se informó que a través de la utilización de drones, herramienta del área de secuestros y de asuntos de trascendencia se hizo un operativo que permitió ubicar la camioneta.

Comenta con Facebook