Loading

Destraba la Fiscalía extorsión telefónica

Hace un par de días, la señora María de Jesús, reportó a las autoridades policiacas la desaparición de su hijo Jesús Francisco, quien el pasado 28 de agosto se dirigía a su escuela al Instituto Tecnológico Superior de Los Llanos, solo que ya no se supo más de él pues no llegó a su destino.

Horas más tarde, la señora María de Jesús, comenzó a recibir llamadas en donde le señalaron que su hijo estaba secuestrado y por su rescate pedían la cantidad de medio millón de pesos; cabe mencionar ante las llamadas y las amenazas, la señora en un principio cayó en el engaño trató de comunicarse con su hijo solo que su celular estaba apagado.

Ante esta situación, la señora María de Jesús, acudió con las autoridades a poner su denuncia, proporcionando los elementos de prueba antes mencionados, además de los números telefónicos y los números de cuenta que le habían proporcionado.

Con dichas evidencias, los elementos de la Unidad Especializadas Contra el Secuestro, iniciaron las investigaciones, por lo que de inmediato se pudo comprobar que las llamadas las hicieron desde el interior de un penal en Tamaulipas, y las cuentas bancarias que proporcionaron también son de esa entidad federativa.

Una vez que la señora se encontraba asesorada por los elementos expertos en la materia, se pudo destrabar esta extorsión telefónica, logrando ubicar al joven estudiante en el hotel Prince ubicado en la ciudad de Durango, presentando el muchacho buen estado de salud, logrando evitar con estas acciones que la familia en mención fuera víctima de una extorsión telefónica.

Cabe mencionar que al joven estudiante una vez que lo contactaron vía telefónica, con engaños lo hicieron viajar del municipio de Guadalupe Victoria a la ciudad de Durango, lo incomunicaron, le hicieron que comprara otro celular y que el suyo lo apagara de lo contrario se metería en problemas él y su familia. Una vez aislado, fue fácil decirles a sus familiares que lo tenían secuestrado y que si no pagaban el rescate, jamás lo verían con vida, al final todo quedó en un susto.

Comenta con Facebook