Loading

Murió electrocutado

Tocó cables de alta tensión y cayó de tres metros de altura

Sergio Corona
Un mortal paro cardiorrespiratorio, consecutivo a severa descarga eléctrica, le cortó la existencia al joven albañil Adrián Reyes Rosales, de 22 años, vecino del poblado de Ignacio Ramírez, municipio de Guadalupe Victoria, que instalaba la cimbra para la casa de un pariente, cuando tocó los cables.
El que creemos es un accidente de tipo laboral se registró la tarde del pasado viernes en una casa en construcción de la calle Aquiles Serdán del barrio Loma Verde de Guadalupe Victoria, donde
el ahora fallecido instalaba la cimbra y se encontraba a tres metros de altura, cuando en forma accidental tocó los cables de alta tensión y la descarga lo lanzó por los aires, cayendo de tres metros de altura.
Del mortal percance fue avisado el agente del ministerio público adscrito a Guadalupe Victoria, quien llegó al lugar del accidente e inició la averiguación previa, ordenando que el cadáver fuera trasladado al anfiteatro de la fiscalía para la necropsia de rigor.

Comenta con Facebook