Loading

Reciben sentencia secuestradores

El Juez de Control y Enjuiciamiento dictó sentencia condenatoria en contra de quienes responden a los nombres de Jonathan Gutiérrez Camargo, de 18 años de edad, Cristian Alberto Vargas García, de 23, así como de Manuel Salvador Ibarra García, de 22, todos con domicilio en el municipio de Gómez Palacio, quienes gracias a las evidencias proporcionadas por el Agente del Ministerio Público, adscrito a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS), fueron vinculados por el delito de secuestro agravado, en perjuicio de quien en vida respondiera al nombre de Héctor Santiago Gallegos de 28 años de edad, quien perdiera la vida a causa de un shock hipovolémico consecutivo a heridas por arma blanca en tórax y cuello.
Hechos ocurridos el 29 de marzo del año en curso, cuando el ahora occiso se encontraba en el domicilio de Cristian Alberto, ubicado en la colonia López Portillo del municipio de Gómez Palacio, en compañía de los demás implicados, lugar en el que mediante la fuerza física lo privaron de la libertad, para posteriormente agredirlo con un arma blanca en repetidas ocasiones hasta dejarlo sin vida.
Posteriormente los ahora sentenciados se comunicaron con el padre de la víctima, exigiéndole como pago por su liberación la cantidad de 500 mil pesos en efectivo, siendo negociada a 58 mil, y entregada en el Parque Raymundo sobre la carretera Durango-Lerdo.
Mencionar que después de este suceso los familiares no recibieron información sobre el paradero de la víctima, por lo que acudieron a interponer formal denuncia por su desaparición, siendo localizado el 5 de abril a un costado del canal de riego ubicado en el establo denominado “Nuevo Refugio”, a la altura del puente San Ignacio de Gómez Palacio.
Cabe señalar que los sentenciados hicieron uso de tarjetas de crédito de la víctima, razón por la cual elementos operativos de la UECS lograron ubicarlos, siendo detenidos en la Zona Centro de Gómez Palacio, quedando a disposición de la autoridad competente, y con la completa integración de la carpeta se inició su proceso legal, y mediante procedimiento abreviado el Juez de Control y Enjuiciamiento les dictó sentencia condenatoria por 53 años de prisión, así como una multa de 511 mil pesos, y como reparación del daño la cantidad de 644 mil 800 pesos.

Comenta con Facebook