Loading

Se metió a nadar sin saber; se ahogó

Bajo los efectos del alcohol y sin saber nada, un joven de 23 años de edad, murió ahogado la tarde de ayer al meterse al río cuando disfrutaba de un día de campo, el hecho se registró en Ejido Graceros, perteneciente al municipio de Lerdo.

El ahora occiso respondía al nombre de Luis Felipe Pérez Lozano, de 23 años de edad, vecino de esa localidad.

De acuerdo a la versión de su hermano Jesús, Luis Felipe se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en el río que está a la altura de la presa Francisco Zarco, sin embargo, en un momento determinado se introdujo en el río sin saber nadar, la corriente lo arrastró hasta la zona más profunda por lo que ya no volvió a ver la luz del día.

Fue él mismo (Jesús), quien vía telefónica dio aviso a las autoridades correspondientes.

Cabe mencionar que Jesús, localizó a su hermano atorado entre unos matorrales, por lo que fue él mismo quien lo sacó de las frías aguas del río en mención.

Minutos después llegaron elementos de las distintas corporaciones quienes corroboraron el hecho, acordonando la zona para después hacer las diligencias correspondientes.

De este hecho, tomó conocimiento personal de la Vicefiscalía General del Estado, quien determinó que se trató de un mero accidente por lo que no hay delito que perseguir.

Comenta con Facebook