Loading

ALMAS GRISES

Philippe Claudel

“Las palabras son complicadas. Apenas he hablado en mi vida. Escribo “en mi vida”, como si ya estuviera muerto. En el fondo, es verdad. Es la pura y única verdad. Hace mucho tiempo que me siento muerto. Hago como si siguiera viviendo. Mi sentencia está en suspenso, eso es todo.”

Por Rosa Eugenia Valero

Esta novela sin duda encaja en las llamadas de género negro. La trama se sitúa en una pequeña ciudad al norte de Francia cuyo telón de fondo es la primer Guerra Mundial, aunque realmente no profundiza en el tema.

Toda la lectura estará rodeada del misterio que encierra el asesinato de una hermosa niña. Belle, fue asesinada hace 20 años y su cuerpo apareció en el canal del pueblo donde vivía. La muerte de Belle traerá a escena el recuerdo de otro crimen cometido tiempo atrás, y la duda sobre quién fue el asesino recaerá en la persona que estuvo con ambas víctimas antes de que fueran asesinadas.

Para quien nos narra la historia, el sospechoso era el fiscal del pueblo, un hombre que decidía sobre la vida de las personas. Viudo y en completa soledad, este personaje del que poco se sabe por su vida hermética, abrirá una puerta a un alma gris que vive rodeada de lujos, pero con una existencia marcada por la pérdida y el recuerdo de la que fue su esposa y quien, al morir, lo sumió en la profunda tristeza que lo embarga.

El “caso” fue resuelto, sin embargo, quien nos cuenta esta historia, nunca estuvo convencido de que quienes fueron condenados por el hecho, realmente fueran los culpables.

De la mano del narrador que durante mucho tiempo le ha dado vueltas al “caso”, nos sumergiremos en una vida atormentada por la culpa, la duda y el remordimiento, y en donde siempre la misma pregunta acerca de si la justicia impartida se aplicó en el verdadero culpable o no, rondará una y otra vez en la cabeza de este policía, que en la vejez nos contará la verdad que descubrió, todo ello, antes de tomar una decisión importante y confesando al lector su propio crimen, el cual quedó enterrado bajo una lápida blanca sin que nadie lo supiera, nadie, sólo él…

Al término de la lectura no habrá quien quede decepcionado, ya que la narración pausada y rica en detalles envuelve completamente en la historia, y junto con el narrador, quien la lee, se irá sorprendiendo de los descubrimientos que se irán desvelando poco a poco.

Hay novelas tremendamente seductoras, que entretienen, y aunque nos obligan a reflexionar no somos del todo conscientes de ello. Almas Grises nos lleva a esa reflexión sobre la vida, la soledad, la pérdida y el remordimiento acerca de esos secretos que guardamos y no tenemos el valor de confesar a nadie más que a nosotros mismos con el fin de obtener ese perdón que tanto necesitamos.

Philippe Claudel sorprende con su forma de escribir y sin duda los halagos que recibió por esta obra son del todo merecidos.

Comenta con Facebook