Club Gallos Blancos jugará sus partidos como local a puerta cerrada

La Asamblea de Dueños de futbol mexicano inhabilitó por 5 años a la actual directiva de Gallos Blancos de Querétaro, luego de los hechos de violencia registrados el pasado sábado ante Atlas en el Estadio Corregidora.

Mediante un mensaje Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), y Mike Arriola, titular de la Liga MX, dieron a conocer que dicha inhabilitación aplica a los directivos Gabriel Solares, Adolfo Ríos, Greg Taylor y Manuel Velarde.

Se reveló que la institución queretana volverá a ser administrado por Jorge Alberto Hank, actual dueño de Xolos Tijuana y titular de los derechos de afiliación de Gallos Blancos, quien deberá venderlo en lo que resta de 2022.

En caso de que no lo pueda enajenar, la Liga MX asignará los derechos del certificado de afiliación a quien sea conveniente.

La Comisión Disciplinaria de la FMF impuso a Gallos Blancos una sanción consistente en jugar durante un año todos los partidos que juegue como local a puerta cerrada, debiéndose computar mencionada sanción del 8 de marzo de 2022 al 7 de marzo de 2023.

También se indicó que el club queretano podrá disputar sus partidos como local en el Estadio Corregidora o en otra sede, sin embargo, deberá contar con la autorización de las autoridades de la Liga MX.

Por lo que hace a las categorías de Fuerzas Básicas y Femenil, se precisa que deberán de jugar durante un año a puerta cerrada, pudiendo celebrar los partidos en Querétaro.

Mientras que el grupo de animación de Querétaro no podrá asistir durante 3 años a los partidos que el club juegue como local, y un año para los partidos que juegue en calidad de visitante.

El Reglamento de Competencia, el Club Querétaro perderá el partido ante Atlas, correspondiente a la Jornada 9, por un marcador de 0-3.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios