“Diabólica” remontada

La Selección Mexicana se enfrentó a su similar de Islandia, de entrada parecía que iba a ser un juego de trámite, pero las cosas se complicaron de más y a pesar de que el Tri sacó el triunfo, tuvieron que sufrir un buen rato. El Chucky Lozano salvó el partido.

El partido llevaba 14 minutos, cuando por la banda izquierda Birkir Már Sævarsson recortó de gran manera a Jesús Gallardo y desde fuera del área sacó un disparo que tuvo un desvío a las redes. Edson Álvarez no pudo hacerse a un lado y México ya iba abajo.

En el segundo tiempo, a los 60 minutos, el portero Rúnarsson despejó la pelota en su saque de meta y la afición gritó “P…”, situación que causo que el árbitro inmediatamente detuviera el juego y la voz oficial del estadio les pidió que no lo volvieran a hacer. Tuvieron que sacar a personas que realizaron el acto.

Debido al grito discriminatorio, se ha suspendido el partido momentáneamente.

El Tri lo intentaba, pero no se les daba. Al 73′ después de varios cambios de Martino, la selección se encendió y de la nada Henry Martín mandó a correr a Diego Lainez, quien arrancó con la pelota y en los límites del área la soltó para el Chucky y recortó de gran manera a la defensa para poner el empate.

Tan sólo cinco minutos después, Héctor Herrera se la jugó dentro del área y mandó un centro para que Lozano sólo acomodara el cuerpo y pusiera el segundo de la noche. No tenía ni 15 minutos en el partido y ya llevaba doblete.

Probablemente no fue el juego más esperado para la Selección Mexicana, pero con los cambios, Martino recompuso el juego y logró que el equipo ganara ante Islandia. Un partido que puede servir de mucho, el próximo compromiso será la semifinal de la Nations League el 6 de junio ante Costa Rica.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios