“Lobo” sin rumbo

Entre lesiones y bajas de juego, Raúl Jiménez no ha vuelto a recuperar el ritmo que lo caracterizó desde su llegada al Wolverhampton para la temporada 2018-2019, pues hoy el mexicano vive su peor momento en la Premier League.

Ya transcurrieron 19 jornadas en la actual temporada de la Liga inglesa. A estas alturas, el Lobo de Tepeji estaba acostumbrado a participar en cada uno de estos partidos. Sin embargo, en este 22-23 sólo ha podido ver acción en cuatro compromisos (14 por ciento de minutos jugados), además de que todavía no registra goles en su cuenta.

El 29 de noviembre 2020 será una fecha que tendrá grabada Raúl Jiménez por aquel choque aparatoso que tuvo con David Luiz y que derivó en una fractura de cráneo.

Desde entonces, el mexicano no volvió a ser el mismo y su rendimiento bajó considerablemente. Sin embargo, estas lesiones no son las únicas en sus últimas campañas, pues previo al arranque de este 22-23 batalló con molestias de rodilla y aductor, además de la pubalgia que apareció previo a la Copa del Mundo y que lo hizo perder el ritmo que había adquirido.

Otra de las consecuencias de su irregularidad es el constante movimiento de entrenadores en el club inglés. Nuno Espírito Santo se encontraba a cargo desde la llegada del delantero al club, pero en julio de 2021 fue despedido para que llegara Bruno Lage. Un año más tarde, la situación no mejoró en el club y Steve Davis tomó las riendas como interino, pero sin éxito.

Finalmente, Julen Lopetegui asumió el cargo el pasado 14 de noviembre de 2022, aunque en ninguno de sus últimos tres juegos contempló a Raúl como el eje de ataque titular.

Todas estas situaciones también golpearon el valor de mercado de Jiménez. A su llegada a los Wolves en 2018 se valoraba en 18 millones de euros y alcanzó un poco más de 50 millones de euros en marzo de 2020. Sin embargo, con el pasar del tiempo esta cifra disminuyó mes a mes hasta situarse ahora en 12 mde, el más bajo desde que es lobo.

Puedes comentar con Facebook
Total
0
Shares
Related Posts