Manzana-Pinole superado

El reto Manzana-Pinole es un recorrido por la sierra madre que conecta a los municipios de Canatlán y Santiago Papasquiaro. Cubre una distancia de 160 kilómetros, pero que debido a su complejidad se tienen que recorrer en dos días por lo que los participantes tienen que pernoctar en el poblado de Santa Rosa de Escamilla y arribar a la ciudad de Santiago Papasquiaro al dia siguiente.

Los poblados serranos que atraviesa son “Santa Teresa ”, “Cieneguitas” “San Diego de Alcalá” “Gomelia” “Santa Rosa de Escamilla”, paraje “Los caracoles” “Tenerapa” y “San Nicolás”

Éste paseo inició en el año 2007 con seis ciclistas canatlecos que por aquel entonces practicaban éste deporte. Después de ésta primera aventura para el año siguiente se hizo la invitación abierta a los diferentes grupos del Estado, incrementando su número a casi 40 participantes; pese a la sencillez del segundo evento, el cual era gratuito y en el que los ciclistas eran cien por ciento autosuficientes, el paseo comenzó a tomar auge, sobre todo por su complejidad, paisajes y técnica. Los ciclistas de Santiago, Durango y Canatlán comenzaron a divulgar la ruta Canatlán-Santiago como un reto exigente, divertido y único, por lo que año con año la convocatoria fue aumentando. Uno de los participantes lo bautizó como “Manzanas-Pinole” haciendo referencia a los productos locales de ambos municipios, y quedando el nombre con el que se le conoce actualemente.

2019 y 2020 han sido años parecidos en cuanto a convocatoria, con algunos participantes que han hecho modificaciones como hacer solo una parte del recorrido o volver por otros caminos.

Actualmente asisten ciclistas de Santiago Papasquiaro, Nuevo Ideal, Guadalupe Victoria, Durango y por supuesto Canatlán.

Se ha sugerido a la organización cambiar el evento, y hacerlo de tal manera que termine en Canatlán y en un solo dia pues los tiempo actuales no permiten a muchos asistir por la cantidad de tiempo que consume; evidentemente hacer eso implicaría que   Manzana-Pinole se acabe y   que 14 años de tradición desaparezcan, por eso la negativa de la organización de hacerlo, pues la intención es mantenerlo la mayor cantidad de años posibles y consolidarla como una de las rutas de MTB más longevas del país.

2021 será un año de retos para Manzana-Pinole, en primer lugar porque es el 15 aniversario y será un desafío incrementar la convocatoria, por lo que la promoción iniciará desde Octubre. La organización está comprometida a llevar a éste reto a consolidarse como patrimonio del ciclismo de montaña, de Canatlán, de Santiago y de Durango, así que entre años concurrido  o poco concurridos el evento seguirá tal como es.

Puedes comentar con Facebook