Tan cerca y tan lejos

Carlos Villalobos

El equipo de fútbol profesional Alacranes de Durango se quedó en la antesala de la gran final al empatar a dos goles en el marcador global ante en conjunto de Cruz Azul Hidalgo, quien avanzó a la final de la temporada 2020-2021 por mejor posición en la tabla.

Un partido bravo y peleado como el primer capítulo es el que se vivió la tarde de este domingo en la cancha del estadio 10 de diciembre, arrancaba el partido y el conjunto de Cruz Azul Hidalgo fue quien tocó primero a la puerta y lo hizo por conducto de Eduardo Cedillo quien dio pase en corto a el panameño Angel Orelien y este dentro del área grande tiró a gol pero a la pelota pasó apenas por arriba.

Dos minutos más tarde, el conjunto duranguense respondió al ataque y lo hizo por conducto de Jorge Durán quien remató de pierna derecha pero la pelota pasó cerca de la cabaña celeste.

El reloj avanzaba y ambos conjuntos se entregaban en la cancha, corría el minuto 17 del tiempo corrido cuando hacía presencia el jugador Brian Martínez el cual sacaría un disparo a boca jarro que superó al arquero José Fernández y de esa forma ponía a su equipo adelante al minuto 17.

Alacranes con la necesidad de acortar ventaja insistía con llegadas y la recompensa no tardaría pues al minuto 20 emparejaría los cartones con gol de Jonathan Osuna quien tras un par de rechaces, primero del portero Alejandro Peláez y después por parte de la defensa, la pelota cayó en el delantero ‘arácnido’ quien remató de cabeza para poner la pelota en el fondo de las redes y así se consumió el empate.

Para la parte complementaria Alacranes mandaría el primer aviso por conducto de Jonathan Tovar quién había entrado de cambio pero el arquero atajó bien y se perdió la oportunidad de adelantar a los ponzoñosos en el marcador.
Desde el banco ambos estrategas comenzaba a mover sus piezas dentro del rectángulo verde, Jaír Real mandaba al campo al jugador camisa 15 Alan Islas para darle mayor fuerza a la delantera, pero el caminar de los minutos se convertía en el enemigo de los duranguenses, por su parte el conjunto de la máquina comenzaba a mover el balón con la idea de desesperar a los venenosos.
Así transcurrían los minutos y la anotación no caía, Alacranes insistía pero la defensa cementera hacia su labor de forma excelente e incluso al minuto 95 el ariete Wiliam Guzmán tiró a gol pero para su mala fortuna el cancerbero Alejandro Peláez ‘voló’ sobre su costado derecho para desviar la pelota y con ello cortar las aspiraciones de la anotación.

Puedes comentar con Facebook