Abusos en la infancia afectan la vida adulta

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DURANGO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos refiere que el abuso sexual, el incesto, el estupro, la violación, la pornografía, la prostitución y corrupción de menores, deben ser denunciados y quien los comete sancionados.

Señala que los agresores sexuales suelen ser en su mayoría hombres, en tanto que las víctimas de conductas sexuales en gran porcentaje son mujeres, de aquí que las conductas sexuales perpetradas en la persona de los niños, niñas y adolescentes, sea considerado un problema social grave.

Algunos de los efectos de las conductas sexuales pueden presentarse desde síntomas leves a corto plazo, hasta secuelas graves a largo plazo, que afectan la vida adulta de los niños, las niñas y los adolescentes.

Las víctimas de conductas sexuales tienen tendencia a sentimientos de ansiedad, miedo, depresión y sentimientos suicidas, irritabilidad o sentimientos de ira, bajo autoestima e indefensión.

Se caracteriza por la falta o pérdida de habilidades sociales, la desconfianza y el miedo a la intimidad. Pueden sufrir lesiones genitales; infecciones urinarias, enfermedades de transmisión sexual, dolores pélvicos, de cabeza, de estómago y dolores crónicos.

Mostrar a los niños, niñas y adolescentes sobre la diferencia entre tocamiento apropiado e inapropiado es fundamental, así como el evitar que permanezcan solos cerca de familiares o amigos ebrios o drogados o personas que les incomodan sean amigos, familiares o desconocidos, es importante.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios