Amor en tiempo de coronavirus

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DURANGO.- Algunos gomezpalatinos siguen ignorando las medidas de prevención contra el Covid-19, no dejan los besos de saludo, de despedida y hasta los pasionales.

Para el amor en tiempo de coronavirus, no hay barreras, y prueba de ello son las parejas de jóvenes o adultos que pueden verse caminando tomados de la mano, llaman la atención, porque la mayoría no porta cubrebocas.

A Elena y su novio Gerardo los encontramos en el Parque Morelos sentados en una banca abrazados, besándose sin aparente temor a contraer el coronavirus, se les preguntó si tenían conocimiento del Pacto de Responsabilidad Social emitido por el gobierno del estado que exige el uso obligatorio de cubrebocas para toda la población.

Dijeron no tener ni idea de dicho Pacto, y Gerardo refirió “la verdad yo no creo que el cubrebocas sea la solución, el virus existe eso lo sabemos, pero si te tapan la boca y la nariz y te obligan a respirar tu propio aire contaminado, eso al menos yo no lo veo bien. Mi novia y yo nos besamos, nos abrazamos, hemos tomado del mismo refresco y no estamos enfermos, falta que al rato salga un ley para que nadie se demuestre afecto o amor”.

La señora Bertha y su esposo Francisco, van tomados de la mano en la plaza de armas y ninguno porta cubrebocas, ellos refieren que “no, no queremos usarlo, porque con el calor se moja muy rápido de sudor, eso sí para que vea puede ser dañino. Nosotros preferimos no usarlo, aunque digan que es obligatorio; tampoco vamos a dejar de tomarnos de la mano y de besarnos porque somos una pareja, somos marido y mujer y así nos demostramos nuestro cariño, aunque a muchos no les guste”.

De entre tantas muestras de cariño, hay madres gomezpalatinas en tiempo de Covid-19, que no pueden dejar de abrazar y besar a sus pequeños y no tan pequeños hijos, como el caso de Cecilia y su pequeña de dos años Génesis, la lleva en brazos y la ha llenado de besos, no lleva cubrebocas y Cecilia refiere “sí me dijo mi esposo que es obligatorio usar cubrebocas, pero es mi hija y un bicho no me va a venir a decir a mí, cuándo puedo darle a mi hija besos y cuando no”.

Puedes comentar con Facebook