Aumentan negocios de pan en domicilios

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DGO.- Durante la pandemia por Covid-19 a elaboración de pan en domicilios ha crecido de manera exponencial, sin tener que pagar un solo impuesto y sin saber en qué condiciones higiénicas se elabora.

A nivel nacional se estima, que entre un 40 y 45 por ciento del pan que se elabora es producido en la economía subterránea, en donde no hay control sanitario, ni prestaciones a los trabajadores.

De acuerdo con los socios de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora de la Comarca Lagunera, las autoridades se siguen haciendo de la “vista gorda” para no someter a regularización a quienes trabajan a puerta cerrada en domicilios particulares elaborando pan.

Por esta situación en la Comarca Lagunera tanto de Coahuila como de Durango, han tenido que cerrar algunas panaderías por no poder enfrentar los incrementos en insumos, así como  la carga que representan los impuestos.

Para la industria panificadora, lo que se busca es que se someta a la legalidad a estas panaderías, “seguimos insistiendo en que se ajusten a la ley, que paguen todos los impuestos para entonces así nosotros estar iguales, ya que el evadir impuestos les permite reducir los costos y ofrecer el producto mucho más barato”.

En contraste con estos señalamientos, mujeres como María Elena Montes, madre soltera con tres hijos, “hacer pan en mi casa, ha sido la única forma de sobrevivir en esta pandemia, nosotros no tenemos la culpa de que no haya empleos, de algo tenemos que vivir”.

Asegura que ella y cinco mujeres más “acudimos a un curso para enseñarnos a hacer pan artesanal y todas vivimos de hacer empanadas, pan de dulce y galletas, andamos de casa en casa y vendemos nuestro producto como podemos, sabemos del coronavirus y aunque no lo crean somos muy limpias. No podemos pagar impuestos es cierto, ni empleados, porque con lo poco que sacamos apenas si comemos”.

Puedes comentar con Facebook