Construyen Casa Hogar Sacerdotal

La edificación será en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de la Colonia San Isidro

Jesús Cázares

CIUDAD LERDO, DGO.- La Diócesis de Gómez Palacio inició la construcción de la Casa Hogar Sacerdotal en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de la Colonia San Isidro en este municipio.

Las obras que podrán albergar hasta seis curas enfermos y ancianos, tendrían un costo de entre 2 y 3 millones de pesos con recursos propios y las donaciones monetarias o en especie que particulares pueden hacer directamente a la Diócesis.

En una primera etapa y una superficie cercana a los mil metros cuadrados se construyen habitaciones y un espacio dedicado para la atención médica con todos los medios necesarios para poder mantener a estos sacerdotes en las mejores condiciones posibles.

Esta Casa Sacerdotal será la primera que se construye en la región lagunera de Durango donde ya existe “una lista de espera” entre los sacerdotes que ya superaron los 70 años de edad considerada como factible para su jubilación.

El párroco, Luis Martín Lugo Cervantes, consideró que la Iglesia considera que después de haber laborando y entregado su vida al sacerdocio, en justicia es necesario retribuirles su dedicación de esta manera sus años de entrega.

Las obras arrancaron en los mismos terrenos de la parroquia, a un costado de la iglesia conocida como del Cerrito con recursos de la propia Diócesis y están invitando a todas las personas que deseen apoyarlos a que acudan a las oficinas de economía diocesana para entregar su aporte económico o en especie que sería material de construcción.

Explicó que cada habitación contaría con una pieza contigua para albergar a la persona que esté al cuidado del sacerdote y por ello en esta primera etapa se contará con cuatro o seis habitaciones.

Lugo Cervantes explicó que para iniciar las obras se vendió un bien inmueble y se tomaron recursos del Fondo Sacerdotal, dado que año con año se realiza una rifa para estos mismos eventos o bien para alguna contingencia que suceda.

Aseguró que la iniciativa surgió del mismo Obispo que ha visto la necesidad de algunos sacerdotes que sí requieren de esta ayuda.

Exhortó a la población que quiera sumarse a esta noble causa sobre todo para aquellos sacerdotes que alcanzaron la edad de la jubilación y quienes tienen su familia queda al cuidado de ellos, sin embargo, hay quienes enferman o se jubilan y no cuentan con nadie que pueda hacerse cargo de ellos por lo que la Iglesia deberá hacerse cargo de la situación.

Dijo que actualmente la Diócesis de Gómez Palacio cuenta con una población sacerdotal de 54 curas y de entre ellos ya existe una “lista de espera” al cumplir su edad para retirarse que son los 75 años.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios