Mamá del Síndico “pegaba” para cobrar

Olga Ramos, corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DGO.- Mujer con visión y anhelo de dominio, Candelaria González Castillo, dirigente de la Unión de Colonias Independiente (UCI), por muchos años fue crítica del poder, pero comía de su mano.

Hizo de la izquierda un disfraz con el que, un día “pegaba fuerte” y otro se repartía las dádivas oficiales. Era el tiempo en el que se vendía al mejor postor; tiempo de “pegar con la izquierda y cobrar con la derecha”.

En Gómez Palacio, con su organización se posicionó como el poder fáctico al adherirse al PRD, tomando como “rehén” a la ciudad, amedrentando con bloqueos, toma de instalaciones, invasión de terrenos…pero se acurrucaba siempre a la sombra del poder priista en el estado y el municipio.

Tuvo nueve hijos, dos de ellos Nora del Consuelo y Omar Enrique, quienes siguieron sus pasos, tras descubrir que criticar fuerte al poder, hablar de la injusticia social, las diferencias de clases, la explotación del pueblo les dejaba dinero . Son expertos en decir a la gente lo que quieren escuchar y aprovechándose de la ignorancia han logrado acceder a cargos de elección popular, convirtiéndose en los nuevos ricos, los explotadores del pueblo que tanto dicen defender.

Omar Enrique Castañeda, ha sido regidor en dos ocasiones, la primera vez para poder acceder a dicho cargo, tuvo que despojar a su hermana Nora del Consuelo de la regiduría, pues según él habían acordado que cada uno gozaría del cargo un año y medio, por lo que una vez instalado en el puesto comenzó a mover las piezas para allegarse beneficios a favor suyo y de su familia.

Ya entonces Candelaria y su hijo, habían convertido al PRD en una “franquicia” para de esta forma seguir viviendo a la sombra de todos los poderes, federal, estatal y municipal.

Como prueba de su ambición el que fuera dirigente del Comité Estatal, Edmundo Ravelo, habría señalado; “Luego de las declaraciones vertidas por la mamá del regidor Omar Castañeda hace unos días (la también perredista Candelaria González) de que la dirigencia estatal le estaba negando la entrega de las prerrogativas a su hijo equivalentes a 10 mil pesos mensuales, ellos saben perfectamente que no se le puede entregar el recurso, por el hecho de que con base a estatutos y reglamentos Omar no puede fungir como regidor y presidente del Comité Local al mismo tiempo como pretende”.

El PRD terminó desconociéndolos, y él junto a su madre salieron de este órgano político, para vender sus ideales al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), anteponiendo sus intereses y ambiciones personales.

VERDADES A MEDIAS

Convertido hoy en síndico municipal del “nuevo gobierno” de extracción morenista encabezado por Alma Marina Vitela, Omar Enrique Castañeda se pavonea y desde su arribo instaló una red de corrupción (nepotismo) a la más grande escala, secundada por la propia presidenta municipal, en donde incrustó a su madre la líder social Candelaria González. Aunque ya antes había dado muestras de lo que era capaz. En la administración de Rocío Rebollo, siendo éste regidor, un medio de comunicación regional dio cuenta tras una indagatoria emprendida por la Contraloría del Estado, de la existencia de 9 aviadores en su regiduría, todos familiares, los cuales ganaban entre 8 y 10 mil pesos. Un hecho que indignó a la mayoría de los asistentes de regidores que apenas si ganaban 2 mil 500 pesos quincenales.

Para conocer un poco de donde provienen su exacerbado deseo de enriquecimiento, poder y control, le preguntamos si tenía conocimiento de que Candelaria González, líder social vinculada a la ideología de izquierda (su mamá), fue financiada durante muchos años por administraciones priistas.

Como respuesta Omar, estira sus brazos sobre el escritorio de su oficina y entrelaza sus manos, las aprieta fuerte, que en el lenguaje no verbal es indicador de intento de autocontrol, al sentirse nervioso o temeroso.

Segundos después responde – Fíjate que no, no por administraciones priistas, entraba dentro de los programas que el gobierno municipal establecía y esa en esa dinámica entró en los programas, pero no Candelaria, la organización social.

-El entrevistado ha bajado el tono de la voz y ha movido sus hombros y desvía la mirada, ha mentido según el decálogo de Paul Ekman, experto en comunicación no verbal.

Luego arremete mirando hacia el piso -Y creo que es irresponsable tratar de inducir que fue un tema con administraciones priistas, porque ese fue el único partido que gobernó por muchos años. Como luchadora social tenía un tema de vinculación con el gobierno porque había necesidad de soluciones a temas como Jabonera la Esperanza…

¿Se enriqueció?

Con esta pregunta Omar se mueve inquieto en el asiento. (Movimientos físicos señal de ansiedad).

Responde –No somos gente de dinero, me ha tocado trabajar en muchas empresas internacionales y eso me ha llevado a viajar mucho a conocer…Gracias al arduo trabajo que me toca, he sido gerente de cuentas claves de empresa internacionales.

Le insistimos ¿Estás seguro que no firmó o agarró dinero de gobiernos priistas? (Esto con relación a Candelaria líder social).

Antes de responder se toca la cara, algo le pica, le incomoda (comunicación no verbal acto relacionado con mentir).

Responde -Había acuerdos de programas de acciones y demás, no nada que fuera ilegal.

No  puede con la presión y se deslinda

-“Pero yo te diría que si la entrevista es con doña Cande que le pregunten a ella, por los únicos que pudo responder como diría Andrés Manuel es por mis hijos que no han llegado a la mayoría de edad.

Le insistimos  No te puedes desvincular de ella, porque Candelaria es líder de esta familia tuya, que fue quien te inició en  la política.

Mantiene su voz baja y mira al suelo, alza los hombros y se hace la víctima.

-Omar Castañeda es Omar Castañeda, si así fuera todos mis hermanos andarían en esto, solo dos tenemos mayor incidencia, yo desde muy niño, he participado desde la secretaria de jóvenes del PRD, hasta ser presidente, secretario de formación política, consejero.

Reiteramos ¿Te atañe o no te atañe Candelaria González?

Responde con la mirada hacia el piso

-Lo que sea contra ella y todos el luchador social…Cuando son calumnias para bajar el ritmo de manera irresponsable…

Ha fruncido el ceño y desvía la pregunta y estira el brazo en señal de rechazo.

También le insistimos si recordaba aquella vez en que un periódico regional dio cuenta de que cuando siendo regidor le encontraron, nueve aviadores, la mayoría sus hermanos que cobraban entre 8 y 10 mil pesos.

En respuesta mantiene baja la voz, mira hacia abajo y se lleva una mano a la frente en señal de vergüenza y responde.

-Fíjate que yo no lo recuerdo, algunos de mis hermanos desde el 94 trabajaron aquí (en referencia al Ayuntamiento), en diversas administraciones por programas de empleo temporal, yo lo recuerdo vagamente. No aviadores no hemos tenido, todos mis hermanos trabaja mucho, es mentira, es una forma de querer denostarnos.

La entrevista continúa, se pone a la defensiva y desvía la atención hablando de él, de sus logros, de que quiere ser alcalde, pero que no lo ha pensado bien todavía, de que está trabajando con bajo perfil, que no sale en fotos con la alcaldesa, con la que asegura tiene una gran cercanía. Niega ser protagonista y de que su único interés sea llegar al poder.

Al final de la entrevista Omar Castañeda hace un gesto de disgusto con el ceño muy marcado y sacude la cabeza, se siente aliviado, pero no sabe que su cuerpo durante el diálogo todo el tiempo contradijo sus palabras.

Puedes comentar con Facebook