Ponen reglas a disposición de consumidores

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DURANGO.- La Procuraduría Federal del Consumidor, pone a disposición de los consumidores una serie de reglas que permitirán al consumidor hacer frente a la crisis financiera.

La dependencia federal advierte que uno de los aspectos que se deben considerar es el priorizar las necesidades para comprar lo que realmente necesita la familia. Cada individuo tiene necesidades propias, por lo que es necesario analizar y ordenar los gastos según su importancia. 

Se debe comparar precio y calidad,  aprovechando la competencia entre proveedores. La investigación previa es básica para realizar una buena compra, con la posibilidad de identificar ofertas o promociones. 

Hacer un gasto consciente y evita las compras por impulso. No planear el uso del ingreso puede provocar gastos innecesarios. 

Utiliza el crédito a tu favor, no adquieras deudas que no puedas pagar. El crédito y las tarjetas son muy útiles para adquirir bienes que difícilmente se pueden comprar en efectivo.

Pagar a tiempo las deudas para evitar el pago de intereses. Tratar de liquidar el saldo de las tarjetas de crédito en la fecha que indica el estado de cuenta. Reducir deudas a fin de no destinar más de 25 por ciento de tus ingresos mensuales a pagarlas. Lo primero es identificarlas y, si es el caso, reconocer que existe un problema. 

Analizar las finanzas familiares con objeto de elaborar un presupuesto que te permita cumplir tus metas. Conocer ingresos, gastos, activos, deudas y ahorros permite el aprovechamiento de los recursos. Establece metas realistas para que puedas identificar los deseos posibles. Fijarse un objetivo específico, factible de medir y con una fecha de cumplimiento. 

Elaborar un plan de gastos con la finalidad de ajustar los desembolsos, ayuda a distribuir los ingresos de forma que satisfagan las necesidades de la familia. 

Ahorrar para obtener un mejor provecho de sus ingresos en el futuro. Fomentar el ahorro es un trabajo de equipo en el que debe de participar la familia.

El mayor reto al que se enfrentan los consumidores mexicanos son las crisis financieras, por lo que es necesario aprender que la gran lección que nos dejara, es aprender a ahorrar y a no  comprar y gastar.

Puedes comentar con Facebook