Se “cae” instalación del parque solar

Jesús Cázares, Corresponsal

CIUDAD LERDO, DGO.- Definitivamente “se cayó” la instalación del parque solar en 120 hectáreas del ejido 6 de Enero.

Alberto Ochoa Martínez, presidente de los 32 socios de dicha comunidad, dijo que las tierras serían a una empresa proveniente de los Estados Unidos, al final resolvió no hacer la inversión por la situación sanitaria que priva en todo el mundo.

Mencionó que las 120 hectáreas están listas al contar con la autorización por el Cabildo de Lerdo del cambio de uso de suelo, de ahí que se esperaba que las negociaciones se concretaran de un momento a otro por los marcados avances que existían.

Añadió que las 120 hectáreas están listas desde hace dos años en que serían utilizadas por los empresarios del grupo Franco, quienes contemplaban la instalación de un corredor avícola.

Sin embargo, por cuestiones ajenas a los 32 socios ejidatarios, no se concretó el proyecto, de ahí que han seguido ofertando las 120 hectáreas para generar la economía y empleos en Lerdo.

Hace dos años se había caído la instalación del Corredor Industrial Avícola que se establecería en el ejido 6 de enero entre ejidatarios y sector privado.

El coordinador de los socios ejidales, Alberto Ochoa Martínez dijo que lamentablemente la situación sanitaria y de apuro en el país pararon muchos de los proyectos y entre ellos, el de los pollos.

Indicó que los ejidatarios habían cumplido con los trabajos de desmonte de las 100 hectáreas del ejido 6 de Enero que serían utilizadas.

Dijo que es muy penosa la situación porque se habrían generado por lo menos 180 empleos directos con una inversión del orden de los 225 millones de pesos por los empresarios del Grupo Franco.

Recordó que se estimaba producir huevo en cuatro tejabanes que darían cobijo a 600 mil gallinas para finales de este año.

Añadió que sin duda alguna este Corredor Industrial Avícola habría tenido un gran impacto como detonante económico y de gran beneficio para el municipio de Lerdo.

En el parque avícola se contaría con un área de producción, área de crianza de pollitas y posteriormente un área de alimentos.

Serían 163 mil aves por tejabán con un sistema cerrado de clima controlado, manejando el confort, la humedad, la temperatura y el viento que tienen estos animales, facilitando la generación de altos niveles de bioseguridad, al estar concentrados en un solo punto los distintos procesos de producción.

Puedes comentar con Facebook