Siguen protestas contra la alcaldía

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DURANGO.- Comandados por Antonio Frausto, dirigente del Frente Obrero, Campesino, Estudiantil y Popular (FOCEP), un grupo de pepenadores emprendió ayer una manifestación en la parte exterior de la presidencia municipal de esta ciudad para exigir que se les permita trabajar.

Al igual como lo hicieran hace unos días locatarios del Mercado José Ramón Valdés y algunos comerciantes establecidos, los pepenadores decidieron salir a las calles para externar a la autoridad municipal su necesidad urgente de trabajar para llevar alimento a sus familias.

Toño Frausto, señaló que en total son 350 pepenadores los que dejaron de trabajar al interior del relleno sanitario, desde hace varios meses, “pues hay que recordar que el relleno sanitario se ha incendiado en por lo menos 3 ocasiones y en marzo de este año cuando pensaban que ya podían ingresar de nuevo, se da lo de la contingencia sanitaria y los pepenadores tuvieron que quedarse en casa”.

Señaló, que la mayoría de estos “pobres de entre los más pobres del municipio, han sobrevivido como han podido, la alcaldesa les hizo entrega al inicio de la cuarentena de una despensa, pero ya están desesperados y necesitan volver a trabajar”.

Dijo que nada tienen en contra de los comerciantes que salieron a manifestarse “y a quienes se les permitió reabrir sus negocios a pesar de no ser esenciales, lo que pedimos es que se tome en cuenta la situación de estas personas y se les permita entrar en grupos y de manera calendarizada”.

Mencionó que lo único que quieren es que se les devuelva su fuente de trabajo, “porque también al igual que los comerciantes sus familias tienen hambre”.

Puedes comentar con Facebook