Suspenden construcción de planta potabilizadora

El gobierno federal promovió dicha suspensión.

Jesús Cázares

CIUDAD LERDO, DGO.- El Juzgado Séptimo de Distrito concedió la suspensión provisional de la construcción de una planta potabilizadora del programa Agua Saludable para La Laguna en el Parque Estatal Cañón de Fernández, promovida por el gobierno federal.

El próximo 02 de junio a las 9:30 horas decidirá si la suspende definitivamente mientras se resuelve en definitiva el amparo.

El grupo de ecologistas Prodefensa del Nazas que encabezan Francisco Valdés Perezgasga y Juan José Rojas Torres, señalaron que, la acción fue promovida fundamentalmente para el bienestar de los laguneros, la protección del ambiente en general y del Cañón de Fernández en particular así como la defensa de la legalidad vigente.

En conferencia de prensa mencionaron que hay alternativas menos agresivas y costosas para proveer de agua potable, sin arsénico, a la población.

Consideran que dicho proyecto causará grandes daños al Parque Estatal Cañón de Fernández que se ubica en el municipio de Lerdo.

“Es decir, el proyecto de la potabilizadora incluye obras que a todas luces vulnerarán diversas disposiciones legales vigentes, desde ordenamientos ecológicos territoriales hasta la Constitución Política y tratados internacionales como la Convención Ramsar.

El Proyecto de Agua Saludable para La Laguna consiste en la construcción de una represa y una planta derivadora en el área natural protegida correspondiente al parque estatal Cañón de Fernández.

Dejaron en claro que la postura que han asumido no es precisamente en contra del citado proyecto y sus objetivos, sino de que se realice una intervención destructiva en contra de la naturaleza justo en el Cañón de Fernández, y en ese sentido se pronunciaron a que la obra que se pretende llevar a cabo se reprograme en todo caso para su realización aguas abajo del Nazas, fuera del área natural protegida.

Explicaron que la parte del proyecto a la que se oponen es la que contempla afectar una superficie de 35 mil metros cuadrados para instalar una represa y una planta derivadora del agua que se pretende conducir a las ciudades laguneras para atender necesidades de consumo, con lo que se afectaría de manera directa tanto el cauce del río como su entorno.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios