Temen maestros perder prestaciones

Olga Ramos, Corresponsal

GÓMEZ PALACIO, DGO.- Unos 270 maestros, docentes y administrativos adheridos a la Sección 44 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación temen perder sus prestaciones laborales luego de haber sido elevada a rango de Universidad el Instituto 18 de Marzo, motivo por el cual han recurrido al amparo individual 80 personas incluidos alumnos, quienes temen no recibir sus  títulos.

Rubén Darío Carranza Askins, secretario del Trabajo y Conflictos del SNTE, dejó en claro que no están en contra de la elevación a grado de universidad, siempre que se respeten los derechos laborales.

Aseguró que no existen garantía de la asignación en el presupuesto estatal de los recursos para cubrir una nómina de cien millones de pesos para 275 trabajadores sindicalizados y más de 114 docentes de contrato.

Claudia Elena Meléndez, representante del CT52 de la DIES8, sostuvo que ante esta situación están en riesgo sus jubilaciones, debido a que  la Universidad se genera bajo un decreto que abroga la Ley Orgánica.

Carranza Askins, dijo que lo establecido en el decreto administrativo, artículo séptimo que crea esta nueva institución publicado en el periódico oficial del gobierno del estado de Durango, contraviene en sus intereses, debido a que sus  derechos están condicionados y de ninguna manera están salvaguardados como lo establece el citado artículo.

Temen que de no cambiarse el decreto, a partir de ahora, cualquier gobernador pueda  cambiarle el nombre,  como Universidad de Gómez Palacio, etcétera, echando por la borda los 81 años de trascendencia de esta institución, formadora de líderes, en lo académico, deportivo y lo social.

Refieren que al haberse establecido como autónoma dicha institución es casi un hecho que se perderán algunas prestaciones del gobierno estatal y reconocimientos al personal.

Señalaron que lo que buscan dar a conocer a la opinión pública, es que no están reglamentadas las condiciones laborales y prestacionales de los 275 empleados que laboran en esta institución de la Universidad y Preparatoria.

Sostuvo que la incertidumbre de los trabajadores es tal, que han ya, sostenido pláticas en representantes del Congreso Local y en la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado, en el primero tratando de establecer que mientras no se den las condiciones, no se abrogue la Ley Orgánica del Instituto y en la segunda, buscar los mecanismos para tratar de modificar este decreto en el cual se regulen las condiciones laborales y prestacionales de cada uno de los trabajadores.

Puedes comentar con Facebook