A dos años del primer caso COVID en Durango se llama a la reflexión

Juan Carlos Chávez

A dos años de que se presentara en Durango el primer caso de COVID-19, hay que hacer una reflexión de todo lo que se ha perdido, pero también de lo que hay que hacer en una nueva normalidad, así lo consideró la regidora panista, Rosa María Ascencio.

Consideró que si como humanidad no se ha aprendido que es necesario cambiar, “estamos perdidos”, hay muchos muertos, muchas familias estan en duelo por la pérdida de uno o varios de sus miembros, afectó la economía, la educación, el trabajo y la mayoría de las actividades de la humanidad, de ahí la importancia de adquirir experiencia, especialmente en el cuidado de la salud, hay que entender que hoy la vida es otra, y que la economía debe de fluir, hay que asumir una actitud diferente, ya nada va ser igual a dos años de esta pandemia.

Ascencio Orrante pidió seguir con los protocolos sanitarios, hay que recordar que las vacunas que se han aplicado hasta ahora para ayudar en los casos de COVID salieron en un tiempo récord, son de tipo “exprés” y no se sabe que efectos se van a tener en los próximos años, muchas personas quedaron dañadas de sus pulmones y tal vez haya consecuencias posteriores que lamentablemente desencadenen algunas enfermedades, hay que cuidarse, analizarse y continuar con los protocolos sanitarios.

En torno a la determinación del gobierno de Nuevo León de eliminar la obligatoriedad del cubrebocas en espacios libres, la regidora lo consideró como una medida arriesgada, ya que la pandemia sigue vigente, los niños y un buen numero de adultos no están vacunados y la enfermedad sigue siendo bastante contagiosa, por lo que hay que esperar los resultados de esta decisión en un mes, según las cifras de contagios en el país, es poco prudente bajar la guardia.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios