A pesar de amenazas contrarreforma no pasó

Juan Carlos Chávez

A pesar de presiones y amenazas en contra de los diputados federales, celebra el partido Revolucionario Institucional que se haya rechazado la Reforma Eléctrica, esto en voz de su presidente Arturo Yáñez Cuellar, esto mediante una conferencia de prensa en donde también estuvieron presentes el dirigente estatal del partido de la Revolución Democrático, Miguel Ángel Lazalde Ramos y el secretario general del comité estatal del partido Acción Nacional, Mario Alberto Salazar.

Yáñez Cuellar recordó que Morena difirió la sesión por tres días, mismos en los que los diputados federales de oposición recibieron llamadas telefónicas en donde los trataban de intimidar, se sabe que inclusive funcionarios federales estuvieron amedrentando por esta vía a los legisladores de todo el país, a esto hay que incluir la gente que llevaron a las afueras de las instalaciones de este congreso para continuar con la intimidación, de ahí que se tuvieron que tomar medidas extraordinarias, como lo fue quedarse a dormir desde un día antes en esta cámara.

Por su parte, Mario Alberto Salazar,  secretario general del PAN comentó que la llamada Reforma Eléctrica buscaba monopolizar la energía, disminuir competitividad,  ya que prácticamente se acabarían las ofertas de empresas privadas, con lo que se elevarían de manera significativa  las tarifas por el consumo de energía eléctrica,  Morena le apostaba a seguir usando combustibles sucios, como lo son el carbón y combustóleo, cuando ya debemos evolucionar a energías verdes porque es lo que el medio ambiente requiere urgentemente,  no quisieron dialogar y rechazaron los 12 puntos que la Alianza sugería incluir en la reforma, son autoritarios y lo hacen evidente.

Por último, el dirigente del PRD en Durango aseguró que la oposición está favor de una reforma eléctrica que considere a la electricidad como un derecho humano, cuya rectoría la tenga el Estado a través de los organismos reguladores y la CFE sea una empresa competitiva, que garantice tarifas bajas, electricidad limpia y renovable, que no violente tratados internacionales y que proporcione nuevas bases al desarrollo productivo del país.

Recordó que durante los últimos meses, los diputados federales, senadores, dirigentes nacionales, estatales y militancia de los tres partidos, trataron de alcanzar un acuerdo que permitiera hacer de las reformas constitucionales al sector eléctrico un proyecto de transición hacia las energías limpias, así como justificar su posición contra la propuesta de seguir generando energía contaminante, pues los mexicanos necesitan de una reforma eléctrica incluyente, sustentable y con justicia social, que permita el desarrollo presente y futuro del país.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios