A punto de entrar en riesgo de morir 300 mil cabezas de ganado

Juan Carlos Chávez

De no presentarse en un corto plazo las lluvias, 300 mil cabezas de ganado entran en riesgo de morir, así lo advirtió Rogelio Soto, presidente de la Unión Ganadera Regional de Durango, dijo que en años anteriores la temporada de lluvias inicia a partir del 13 de junio, sin embargo, el clima ha cambiado y esto se ha diferido casi por un mes, complicando aún más la situación de los ganaderos.

Señaló que la zona más afectada sigue siendo el semidesierto, municipios como Santa Clara, Simón Bolívar, San Juan de Guadalupe, San Luis del Cordero, San Pedro del Gallo, Nazas, Coneto de Comonfort y parte de Rodeo, en donde los ganaderos tendrán que realizar esfuerzos extraordinarios para evitar que sus animales se mueran.

Soto Ochoa lamentó que, a pesar de que se vive una etapa tan difícil para los ganaderos por la falta de agua, los apoyos del gobierno federal son nulos, sus políticas desde hace tres años consisten en dar el apoyo de manera directa a los productores, y a pesar de que se buscó de manera directa a Víctor Villalobos, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural a nivel federal, para plantearle la urgencia de que se les brinden apoyos extraordinarios, la respuesta fue negativa.

Finalmente, recordó que hace un año, cuando se vivía una situación muy similar, el mismo titular de SADER vino a Durango para hacer un anuncio sobre un apoyo extraordinario de 30 millones de pesos para la sequía, dinero que nunca llegó a los ganaderos, lo mismo sucede en este 2022, en donde no se espera nada del gobierno federal, aún cuando el panorama sea complicado, el agua en los agostaderos se agota y no falta mucho para que el ganado empiece a morir.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios