¡Ahora que sí nos ven…! Crónica

¡Fuimos todas! gritaban en sus últimas consignas las participantes en la marcha de este sábado haciéndose notar por el daño causado en edificios públicos y universitarios, como forma de hacerse escuchar, indignadas, hartas… furiosas por la agresión a Berenice “N” en la facultad de Ciencias Químicas y por la que sufren de manera cotidiana.

 

Tarde de sábado

Poco antes de las cinco de la tarde ya se advertía un despliegue de seguridad en las inmediaciones del edificio central de la UJED. Se sabía de la marcha convocada y que ese lugar era el destino que habían programado las manifestantes por lo que varios grupos de mujeres policías hacían presencia en la zona. Más tarde serían testigos de la violencia desatada contra vidrios, puertas, paredes… y hasta algunos curiosos que grababan los hechos en sus teléfonos.

 

¡Estas sí son formas!

A las 17:30 horas, ha se había reunido un contingente en el jardín de las facultades de Derecho y Medicina, de ahí partieron sobre calle Fanny Anitúa pero desde los primeros metros de su avance quedó claro el carácter de la protesta; vidrios en ventanales de estas escuelas fueron los primeros en caer, mientras las paredes eran grafiteadas. Al frente de la marcha un grupo de mujeres de negro, la mayoría encapuchadas, ahuyentaban a quien tuviera un teléfono a la mano “no queremos que graben” les exigían al tiempo que empujaban o lanzaban espuma. Varias de ellas treparon a las rejas de la FECA, llegaron hasta la facha donde a martillazos rompieron prácticamente toda la vidriera. La consigna desde esos momentos comenzaba a repetirse ¡Estas sí son formas!

 

Hasta las patrullas

El contingente avanzó hasta la calle Negrete donde las oficinas de la Contraloría Municipal fueron las siguientes, vidrios rotos y pintas en las paredes. Más adelante los golpes de martillos y los cristales al romperse se volvían a escuchar en las oficinas de la Secretaría de Turismo, la delegación de la SEP, señalamientos de vialidad eran desprendidos de sus bases, otros pintados… al menos una patrulla de la DMSP tuvo la misma suerte; feministas se pusieron frente a la unidad y le pintaron consignas, mientras los agentes a bordo se limitaban a observar.

 

Fotos

La marcha había seguido por el Calvario y avenida 20 de Noviembre, en algunos momentos coincidió con al menos un cortejo nupcial que había salido a tomarse fotos en la calle y un contingente de decenas de motociclistas, cuyos cláxones y el rugido de motores se sumaba a las consignas feministas. Cientos de personas salían de los establecimientos para observar, algunos sacaban sus teléfonos con intenciones de grabar o tomar fotos, pero eran amedrentados, era una tarde concurrida en el centro.

 

Estupor en la plaza

Un solitario orador de alguna organización social arengaba junto al quisco de la plaza, mientras la gente lo ignoraba y se concentraba en los globos, los elotes y caminaban disfrutando de un buen clima; pronto la atención se concentró en el numeroso grupo que ingresaba por Constitución, una camioneta al frente y arreciaban las consignas. Entonces los daños fueron sobre el camión remolque del DIF y la SSD que da servicios de salud en ese lugar, hasta que algunas de ellas mismas les insistieron que con ese camión no. La gente observaba estupefacta, algunas familias se retiraban del lugar.

 

Curiosos agredidos

Fue aquí donde más curiosos intentaron grabar el paso de las manifestantes, pero varios de ellos fueron atacados por hacerlo. Uno de ellos fue alcanzado, derribado y pateado, justo afuera de uno de los bancos, ante la mirada atónita de los demás… y de los policías. Otros más fueron correteados también por grabar con sus teléfonos.

 

Expulsión y cárcel

Así legaron hasta el edificio central de la Universidad, ahí ante el frontispicio realizaron un mitin, la exigencia era para la Fiscalía y para la Rectoría, expulsión y cárcel para los acusados de haber agredido a Berenice en la Facultad de Ciencias Químicas. Ahí una catedrática leyó un manifiesto firmado por un numeroso grupo de académicas universitarias con la misma exigencia de espacios seguros, libres de violencia, el respeto a la libertad y seguridad para las mujeres. ¡sí me representa! Gritaban al leerse cada uno de los nombres de las firmantes.

 

Fuego

Luego vinieron las pedradas contra el vitral del frontispicio, más tarde prendieron a la puerta principal, que se apagó tras unos segundos, finalmente la puerta cedió, irrumpieron mientras afuera solo se escuchaban golpes, cristales rotos, y gritos que celebraban cada estruendo. Luego por el vitral se comenzó a ver el resplandor del fuego.

 

Trabajadoras

Tres o cuatro trabajadoras de la Universidad habían quedado aisladas en el interior del edificio, impedidas para salir y luego asustadas por los destrozos. Pidieron ayuda al 911. Cuando las feministas se marcharon, una decena de mujeres policías ingreso al vestíbulo del edificio, ayudaron a salir a las empleadas y volvían a poner candados sobre la reja que impidió el acceso al resto del edificio.

 

Daños históricos

El vestíbulo destrozado; el humo irritaba los ojos; la agentes terminaron de apagar el fuego que había alcanzado a dañar una puerta de valor histórico mientras el espacio destinado a exhibición sobre Guadalupe Victoria quedó reducido a escombros y cenizas. El mobiliario destrozado. En los videos captados por Periódico Victoria de Durango, se alcanza a apreciar la ceniza que cae mientras las agentes revisan y resguardan el lugar.

 

¡Fuimos todas!

Ya había oscurecido cuando se marcharon ¡Ahora que estanos juntas, ahora que sí nos ven…! coreaban, al insistir en que les reclaman que “estas no son formas” pero solo así les escuchan.

 

 

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios