Aumenta obesidad con la cuarentena

Luis Pineda

La contingencia sanitaria ocasionada por el Covid-19 ha dejado una serie de consecuencias entre la población; la ciudadanía por necesidad ha tenido que adecuarse y acostumbrarse a las nuevas formas de vida.

Sin embargo, para el grueso de la población la única forma de adecuarse es a lo que se tiene a la mano, dejando de lado su salud y la buena alimentación, así lo consideró Paola Castillo Vázquez, experta en nutrición.

“Esta pandemia nos ha afectado no solo económicamente y socialmente, sino también en nuestra salud, pues el encierro y el miedo al contagio ha hecho que tengamos depresión, ansiedad, nos faltan horas de sueño, y la consecuencia ha sido que subamos de peso de manera considerable”.

“La explicación es que, cuando nos sentimos de esta manera, nuestro cerebro nos pide una sensación de bienestar, nos pide un placer, y la comida nos provoca placer”, dijo Castillo Vázquez.

Agregó que lamentablemente al no tener una adecuada información de cómo cuidar el cuerpo, al no tener una adecuada información sobre la alimentación, se está cayendo en el consumismo y éste es el ingerir cualquier alimento.

“Lamentablemente estamos consumiendo más calorías que las que gastamos, pues con el encierro no tenemos una actividad física que nos ayude a quemar esas calorías que estamos consumiendo, además de que lo que nos provoca placer son los carbohidratos simples, que son las harinas, azucares, chocolates, frituras, es decir, todo lo que nos hace subir de peso, y es lo que más estamos consumiendo durante estos días de aislamiento social”.

La nutrióloga afirmó que los grupos de mayor vulnerabilidad en la pandemia son las personas con obesidad, con enfermedades crónico-degenerativas y los adultos mayores, y es que su sistema inmunológico es más lento y por ende se corre el riesgo de desarrollar con más fuerza la infección o el virus, en este caso, el Covid-19.

Consideró que en estos momentos lo que se necesita es un sistema inmunológico fortalecido y éste se podrá conseguir con una buena alimentación, pues teniendo un sistema inmunológico así, ayuda a combatir los virus, los parásitos y las bacterias.

“Sin embargo, cuando se tiene una mala alimentación o malos hábitos como el alcohol, el consumo de drogas, también se tienen consecuencias. Necesitamos consumir alimentos altos en antioxidantes y estos los encontramos en las vitaminas y minerales; las vitaminas con B-2, B-6, B-12, B-b, c y e; estas vitaminas las encontramos en los frutos amarillos, frutos rojos, frutos morados y todas las legumbres verdes; los minerales son cobre, zinc, selenio y hierro, y estos los encontramos en los frutos secos, en los pescados, mariscos, en el huevo, además de que necesitamos el consumo de probióticos”.

“En estos momentos nos estamos enfrentando a una situación errónea, o a un serio problema por la falta de información, y es que mucha gente dice o piensa que con el hecho de tener un sistema inmunológico fortalecido, no le va a ‘pegar’ el coronavirus, y no, no es así, no significa que no te vayas a contagiar, o que eres inmune al contagio, el hecho es que si te llegas a contagiar, los síntomas no serán tan agresivos como si tuvieras un sistema débil, tal vez no vas a llegar a que te entuben, o peor aún a que te mueras, pero sí el riesgo será menor”.

Al ser cuestionada en torno a cómo hacer que la ciudadanía entienda la importancia de tener una sana alimentación, dijo que se está enfrentando a un serio problema como lo es la resistencia.

“Hay todavía muchas personas que no creen o que no creemos que nos vaya a pasar o que nos vayamos a contagiar, todos decimos ‘le va a pasar al vecino, a la vecina, a mi compañera, etcétera, pero a mí no’, entonces pues hay que insistir en la ciudadanía primero que el problema del Covid-19 es real, y segundo, pues la importancia de contar con una sana alimentación”.

“Se puede comer bien sin hacer gastos extraordinarios, sin embargo, lamentablemente muchas de las personas se han acostumbrado a la comida fácil pero que no es nada nutritiva, y en un futuro inmediato se verán las consecuencias”.

Paola Castillo consideró que es importante hacer conciencia que en cualquier momento puede una persona contagiarse, y cuando ese momento llegue hay que estar bien preparados para hacerle frente.

“Debe preocuparnos y ocuparnos que en la actualidad los casos de obesidad se están incrementando y ha sido a consecuencia del aislamiento social”.

Dio a conocer que el hecho de tener hábitos alimenticios saludables no es tan difícil como se cree.

“Estoy de acuerdo que en estos momentos, debido a la situación económica, no es tan fácil ir al súper y comprar frutas, verduras, carnes, etcétera, en abundancia, sin embargo, sí se puede buscar la manera de comprar alimentos que estén a nuestro alcance, dejando de lado la comida chatarra”.

Puedes comentar con Facebook