Brindamos trato digno a niños migrantes: JRAT

Por: Juan Carlos Chávez

En Durango brindamos seguridad y un trato digno a los niños migrantes, aseguró el gobernador José Rosas Aispuro Torres al reconocer las tareas y acciones que realiza el DIF Estatal, que encabeza Elvira Barrantes, para atender a cualquier menor que se encuentre en condición de riesgo.

“Aquí protegemos la vida de los nuestros y de quienes transitan por nuestro estado”, expresó el mandatario estatal al destacar que el DIF Estatal avanza para ayudar a los niños migrantes con asistencia social, brindando un hogar temporal mientras se define su situación jurídica.

Aispuro Torres celebró que con el respaldo de Unicef y de la Organización LigthShine, se fortalecerá y protegerá la integridad de más niños que por diversas circunstancias están en Durango, así como, se equiparán más espacios ante el aumento de menores que viajan sin resguardo de sus padres.

Ante el desmedido incremento de niños migrantes viajando solos, el DIF Estatal refuerza la atención en el Centro “Mi Casa”, así lo dio a conocer su presidenta, Elvira Barrantes de Aispuro.

Detalló que en este 2021 son ya 285 menores los que ha recibido esta instancia, a diferencia de los 40 que llegaron el año pasado.

Explicó que este aumento de casi el 40 por ciento obedece a que las rutas por las que transitan los migrantes han cambiado, pues antes Durango no era parte de los caminos por los que se transportan las personas que quieren llegar a Estados Unidos, “hoy ya es su pasada habitual, por lo que el Gobierno del Estado trata de contar con las mejores condiciones para recibirlos, darles alimento, alojo, vestido y sobre todo seguridad”.

“Una vez que son atendidos en la capital, son repatriados a sus países de origen, pero si tienen familiares en el vecino país del norte, el DIF se hace cargo de que los menores lleguen hasta donde están”.

Barrantes de Aispuro señaló que, gracias a las buenas prácticas que se tienen en Durango, la Unicef y la Fundación LightShine apoya con los llamados “Hogares de Acogida” o de brazos abiertos, en donde también se va a contar con la intervención de los migrantes, ya que hay menores que no tienen familia ni en sus países de origen, ni en los Estados Unidos, por lo que entran a estos programas como niños mexicanos.

Por último, destacó la labor que realiza la Procuraduría de la Defensa de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, la cual trabaja acorde a los lineamientos de la Unicef, según lo pudo constatar su personal hace algunos días en su visita a esta capital.

“Ahora se está en condiciones de darles un hogar temporal a los niños en tanto se les arregla toda su documentación legal, se pueden quedar en Durango e integrarse a familias que los soliciten”.

“Desde el momento en que llegamos nos trataron con amabilidad y se portaron muy bien, no encontramos otra manera para pagarles; les agradecemos a cada uno de ustedes por los cuidados, los consejos y cada uno de los momentos que pasamos”, expresó Kevin, un niño migrante de Honduras que ahora vive con familiares en los Estados Unidos y dedicó a las autoridades de Durango una canción de agradecimiento.

El procurador para la Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes, José Luis Herrera, apuntó que en el centro “Mi Casa” se brinda atención las 24 horas del día, los siete días de la semana a la niñez migrante con un equipo multidisciplinario que siempre ha buscado especializarse para atenderlos con la mayor dignidad.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios