Casos como el de Fátima no deben convertirse en algo cotidiano

Por Perla Rodríguez Contreras

Los recientes casos suscitados en el país en materia de seguridad dan muestra que el tema social se está desajustando, pero se trata de algo que no puede dejarse de lado, expresó el diputado local Esteban Villegas Villarreal, quien además manifestó que no habrán de permitir que muertes como la de Fátima se conviertan en algo cotidiano.

En tal particular, refirió que harán lo propio en Durango para que se castigue con penas más severas a quienes atenten contra la integridad de los infantes y mujeres.

“Ya no más niños y niñas violentados, nuestros niños son y deben seguir siendo lo más sagrado, delicado y valioso que tenemos. Nuestro deber máximo como representantes del pueblo es hacer frente en unidad para presionar que estos casos no vuelvan a tener lugar y exigir justicia”.

Por tanto, agregó que los miembros de la actual Legislatura no se mantendrán pasivos o indiferentes ante hechos de horror, por el contrario los condenan.

El legislador declaró que ya basta de culpar a las víctimas, de normalizar la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, de agresiones, inoperancia, “basta ya de ver cómo pequeños inocentes pagan con sus vidas la descomposición de su entorno y la ineptitud de algunos responsables de seguridad”.

Finalmente, el diputado señaló que si bien una puerta se construye, un monumento se limpia o se le pone pintura, de una atrocidad como ésta, la de Fátima, las familias no se recuperan, y nadie está exento de ello.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios