Causan estragos lluvias torrenciales

Tres puentes caídos, amplias zonas inundadas, avenidas extraordinarias en ríos y arroyos, presas llenas y riesgo de mayores afectaciones pusieron en alerta a todas las corporaciones y dependencias de protección, seguridad y servicios en la entidad, mientras el Consejo Estatal de Protección Civil se declaró en sesión permanente y se prepara la solicitud para una posible declaratoria de desastre o emergencia.

El gobernador José Aispuro Torres dio a conocer detalles de la situación que se presenta así como las acciones emprendidas para atender a la población y las medidas preventivas adoptadas.

De acuerdo con la información recabada, se han registrado lluvias generalizadas en todo el territorio estatal, pero que no se trata de un ciclón o tormenta tropical, sino de un frente frío combinado con humedad proveniente del pacífico.

En esta ocasión, las zonas más críticas corresponden a Canatlán y las regiones inmediatas a las presas Caboraca y Peña del Águila que han recibido abundantes cantidades de agua, de ríos y arroyos como El Carpintero, mientras los derrames han estado llenando el río La Sauceda.

Zonas de riesgo

Se informó que se ha establecido un monitoreo permanente en todos los márgenes del río La Sauceda, la parte baja de la presa Peña del Águila, la colonia 5 de Mayo y el área del Campo Militar, Labor de Guadalupe, Montes de Oca, toda la zona de Málaga, y la zona de agostaderos que pueden ser objeto de inundación.

Todas las presas están bajo monitoreo y, se tiene especial atención en la zona de El Mezquital, el arroyo Jacales, maravillas de Arriba, Maravillas de Abajo y la región circundante. También en la zona de Las bayas y el derrame, aunque menor, en la presa Bayacora y con cuidado especial en toda la zona del río El Tunal.

Tres puentes colapsados

Una situación crítica se registra en el municipio de Rodeo con la ruptura de los tres puentes principales de la carretera 45, por las avenidas importantes que vienen desde Tepehuanes, Guanaceví y Santiago Papasquiaro, que van a dar al río Nazas.

Desastre o emergencia

La reunión del Consejo Estatal de Protección Civil estuvo presidida por el gobernador José Aispuro Torres quien declaró sesión permanente, con la participación de todas las áreas de Protección Civil, estatal y municipales; la SCT, Conagua,  Comisión de Aguas del Estado, la Guardia Nacional, las policías estatal y municipales e incluso el Ejército para apoyar en cualquier eventualidad o contingencia. Ahí se acordó la documentación de todo lo ocurrido por parte de la Secretaría General de Gobierno para la solicitud de una posible declaratoria de desastre o de emergencia.

El mandatario estatal dijo que hay una completa comunicación con las autoridades de todos los municipios y se ha dispuesto la implementación de albergues por si pudieran llegar a necesitarse.

Puedes comentar con Facebook