Cierres son graduales para evitar la quiebra

Daniela Morales Silva

Más de 300 inspecciones se han realizado a negocios, según informó el secretario del Trabajo, Israel Soto Peña, quien agregó que a 220 se les ha exhortado a cerrar, mientras que el resto se trata de actividades esenciales.

Comentó que hay inspecciones complejas, pero son minuciosas para evitar cometer algún abuso o algún error.

Señaló que los inspectores tienen lineamientos y protocolos establecidos por la Federación y la Secretaría del Trabajo.

“Hemos tratado de ser muy cuidadosos cuando hay actividades que no son esenciales pero que implica que el cierre sea gradual para evitar accidentes o pérdidas millonarias para la empresa, también tenemos todo el criterio necesario para cuidar esas situaciones”.

Soto Peña puntualizó que se han iniciado procedimientos administrativos en contra de empresas que no han acatado o que se resistieron, en la visita de los inspectores, a hacer caso a las decisiones de la autoridad.

Agregó que para las multas se lleva a cabo un procedimiento administrativo como en cualquier otra inspección extraordinaria que se realice.

Indicó que en este caso los patrones tienen cinco días hábiles para contestar y dar cumplimiento a los requerimientos hechos. Es una serie de pasos y procedimientos que tardan entre seis meses y un año.

“Los procedimientos están abiertos y se concluirán conforme a derecho y en los términos establecidos”, finalizó.

Puedes comentar con Facebook