Compra de refinería no va con la modernidad: Coparmex

Juan Carlos Chávez

La compra de la refinería a cargo del gobierno federal es similar a adquirir un auto “chocolato”, se ve bonita, da el servicio, pero no va con la modernidad, así lo dio a conocer Oscar Moreno Littleton, titular de Coparmex, dijo que según los especialistas se compró una refinería que ya es “chatarra”, si bien da el servicio, para estos tiempos que se viven, ya está totalmente obsoleta.

Agregó que, a cambio de esto, la empresa de los Estados Unidos que vendió estas instalaciones se queda con una planta que produce el etanol, materia prima utilizada para elaborar los plásticos, lo que significa que Shell se deshizo de lo que ya no tiene futuro, hay que recordar que las empresas automotrices estan fabricando cierto número de automóviles eléctricos, ya que el futuro son las energías renovables, por lo que se puede ver que el gobierno federal le apuesta al pasado.

Moreno Littleton explicó que el pasado siete de mayo, el presidente Ejecutivo de Shell comentó en un reporte que se iba a deshacer de los activos que no tuvieran futuro, para de manera lógica, quedarse con los que si les son redituables, el etanol ha tenido un crecimiento en su precio por que el plástico es algo que desde hace tiempo forma parte de la vida de los seres humanos, independientemente de la tecnología.

Finalmente, el dirigente de la Coparmex consideró que la gasolina y el diésel van hacia el pasado, en corto tiempo se van a quedar atrás, por lo que la idea de comprar refinerías o construirlas, como es el caso de este gobierno con la de Dos Bocas, que lleva de inversión cuatro veces la que costó la de los Estados Unidos y ahora la que le adquirió a la empresa Shell, tal vez hubiera sido mejor seguirle comprando la gasolina al vecino país del norte y no invertir en refinerías costosas y a un paso de quedar completamente obsoletas.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios