Dan gracias a la Virgen por sobrevivir al Covid

Acuden miles al Santuario

Luis Pineda

Luego de dos años en los que el Santuario de Guadalupe permaneció cerrado debido a la pandemia de Covid-19, para este 2021, y gracias a las condiciones sanitarias, fue posible realizar la tradicional romería.

Cientos llegaron de rodillas en el pago de una manda por el milagro realizado.

El Covid-19 afectó a la mayor parte de las familias duranguenses.

Las historias se centran justamente en esta enfermedad, y es que, al tener a algún familiar contagiado, se acercaron a la Virgen a pedir por su salud y recuperación.

La señora María del Rosario fue a darle gracias a la Virgen de Guadalupe, pues su papá estuvo muy grave, estuvo 15 días encamado y entubado.

“Yo le prometí a la Virgen que si se recuperaba, vendría de rodillas a agradecerle, y aquí estoy”.

Así como ella, cientos acudieron al Santuario por la misma causa.

En otros casos, parejas jóvenes pidieron a la Virgen por la salud de sus hijos que venían en camino, y que si se los traía con bien al mundo pagarían una manda; también lo cumplieron.

Hay personas que año con año acuden al Santuario a pagar una manda, como el caso de la señora María Guadalupe Martínez Núñez, quien platicó que su hermano estuvo muy grave luego de sufrir quemaduras al incendiarse la casa de su mamá. Le pidió a la Virgen por su salud y logró salvarse, y ahora, desde hace cinco años, llega de rodillas en pago de una manda.

Finalmente, Gilberto Sánchez Salcido, con un rictus de dolor, de rodillas avanzó desde donde inicia la Explanada, en cumplimiento al pago de una manda, por la salud de sus hijos, y por haberlo salvado de las “garras” de la muerte luego de haber sido arrollado.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios