Decaída la reactivación en Otinapa

Elena Franco

El comisariado de Otinapa, Jaime Villanueva, reconoció que el cierre de las cabañas durante cuatro meses sí les afectó económicamente a los residentes de la comunidad.

Antes de la emergencia sanitaria, se veía una gran afluencia de turistas que llegaban a Otinapa, al Oso, la Colorada, informó Jaime Villanueva.

“Nos confinaron antes de tiempo, deberíamos resguardar únicamente al sector vulnerable y los más jóvenes a trabajar. Aquí hay muchas personas que viven al día“, expresó.

La falta de personas sí disminuyó las ganancias de los habitantes, sin embargo, a pesar de que ya se reanudó su apertura con el límite de capacidad, no sienten que la situación se haya normalizado.

Pese a ello el comisariado de Otinapa es consciente que la emergencia sanitaria no ha finalizado, por ello ejercen los protocolos de sanidad marcados por las autoridades, para evitar los contagios en la comunidad.

Puedes comentar con Facebook