Decreto sanitario deja en números rojos a los restaurantes

Daniela Morales Silva

Con números negativos trabajan los restaurantes en Durango a raíz del decreto por el Pacto de Responsabilidad Social que ha establecido cierres a las 11 de la noche de lunes a sábado, así lo informó Miguel Camacho, presidente de la Canirac.
Incluso por estas pérdidas son varios los restauranteros que optaran por no abrir este fin de semana, cerraron a partir del jueves para regresar el lunes que pase el decreto. “Sale contraproducente estar operando con estas restricciones, sale más cara la nómina, el gasto operativo de luz y todo, sale totalmente negativo y es mejor cerrar”.
Esto es parte del impacto que, dijo, ha dejado el decreto en el sector restaurantero, el cual es parte del comercio formal que cumple con las normas que pide Salud y con todos los requisitos de pagar impuestos, el empresario manifestó que si bien no tiene nada contra el comercio informal y entiende la necesidad de trabajar de todos son ellos quienes se están llevando la gran rebanada del pastel.
En cuanto a la ley seca que iniciará el sábado a las 6 de la tarde, Camacho dijo que la venta de bebidas con contenido alcohólico representa el 50 por ciento de las ganancias de un restaurante. En medición de la semana pasada se refleja un 50 por ciento de la perdida que apenas habían ganado con la apertura de los restaurantes, es decir las ventas han bajado a un 35 por ciento. “Es inoperable con estas medidas para este sector”.
Señaló en 6 meses de pandemia en Durango el sector ha mantenido comunicación con los gobiernos del estado y municipio, incluso dijo que desde el 13 de marzo se les permitió continuar con su actividad al tratarse de un tema esencial, pero ahora se les da este “jaloncito para abajo” que pudiera ser letal para muchos restaurantes.
Refirió que son varios los restaurantes que cerraron para siempre, y que si se alarga el decreto entonces se alargaría la pandemia económica y podría llegar a una tercera pandemia que tendría que ver con la delincuencia.
Destacó que los restaurantes cuentan con el protocolo “Mesa Segura” que ofrece garantías de sanidad a los comensales, se toma la temperatura, se tienen tapetes desinfectantes y gel antibacterial, además de que los trabajadores portan siempre cubrebocas, por eso pidió a las autoridades que no se enfoquen en lo formal, que ahí están atendiendo las medidas y sin embargo están siendo duramente golpeados.
“Que se haga donde se debe de hacer, en piso parejo, anoche yo salí a dar la vuelta a ver qué pasaba en nuestra bella ciudad Capital y me di cuenta de todos los hamburgueseros, todos, tenían gente, sin sana distancia, sin cubrebocas, sin medidas ni protocolos ellos y los comensales, yo invitó a que nos enfoquemos en ese sentido”.
Camacho afirmó que no se trata solo de la economía de los dueños del restaurant, sino que están los meseros, cocineros, garrotero, tronquero, chef, valet parking, y los repartidores pues con la restricción de horarios “todo se cae”.

Puedes comentar con Facebook