Denuncia Rosales Badillo corrupción en la Junta de Conciliación

Juan Carlos Chávez

A pesar de que Benjamín Ávila Guzmán, representante de los trabajadores ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, falleció desde el mes de noviembre del año pasado, las sentencias en dicha junta salen aún con su firma y nombre, así lo denunció el abogado, Hugo Gerardo Rosales Badillo, quien dijo que son varios los actos de corrupción los que se han detectado, lamentó que se siga usando por parte de “quien sabe quién” el nombre de esta persona, es algo completamente irregular, además estas resoluciones no tienen validez.

Dijo tener otro reclamo para el actual titular de la Junta, además de la “increíble anomalía” señalada en primer término, su actitud dilatoria y de mala fe por no sacar los asuntos que tiene en sus manos de los trabajadores del Hotel Gobernador, ya que los dueños de este lugar despidieron de manera injustificada a varios trabajadores, pusieron como pretexto la pandemia, les quisieron quitar la antigüedad que tenían y simplemente los corrió.

Rosales Badillo consideró que el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, Bernabé Alvarado Zamarripa, “se esta haciendo tonto”, pues a pesar de que ya transcurrió un tiempo considerable desde el día en la que se hicieron llegar estas demandas, de manera inexplicable no se ha actuado con la celeridad que el caso amerita, hay negligencia y dolo, la ley marca los tiempos de los juicios y no se está respetando.

Por último, agregó que también se encontró otra “gravísima irregularidad” un caso de laudo por un juicio de una persona de nombre Enrique López contra Megacable de Durango, hay que recordar que cuando se dicta una sentencia en un juicio laboral participa el representante del capital, del Trabajo y de la Junta, si los tres están de acuerdo, se firma, pero si Benjamín Ávila ya había muerto, esto resulta muy grave.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios