Detectan irregularidades millonarias tras auditoría

Luis Pineda

Se concluyó la auditoría externa en la cual se detectaron irregularidades administrativas y posible daño patrimonial por un monto superior a los 398 millones de pesos, así lo dio a conocer el presidente municipal Jorge Salum del Palacio.

“Se detectaron más de 159 millones de daño administrativo y 239 millones se presume podrían tipificarse como daño patrimonial sin comprobación alguna”, dijo en rueda de prensa, junto a la contralora Marta Judith Ávila Lucero, la directora de Finanzas, Erika Ruiz Hernández, y Javier Contreras Gálvez, representante del despacho.

Según la auditoría realizada al periodo del primero de septiembre de 2016 al 31 de agosto del 2019, se detectaron pagos por productos y servicios que no se utilizaron o no se comprobaron, pero sí se gastaron.

El alcalde precisó que en la revisión se pudo establecer el pago de productos y servicios de los cuales muchos no se hicieron, no hay evidencia ni forma de comprobarlo, de ahí la presunción del daño patrimonial.

En este sentido, señaló que se buscó realizar la auditoría externa y de manera profesional, con la finalidad de detectar las posibles irregularidades que, a decir del alcalde, en algunos casos hay fallas administrativas, sin embargo, en muchos otros casos, al no encontrar la evidencia de lo que se pagó (productos y servicios), se puede pensar en que se actuó con dolo en la pasada administración.

“Estamos hablando de dos aspectos que debemos de resaltar, por un lado, hay fallas administrativas, lo que nosotros consideramos que es daño patrimonial, es justamente el pago de productos y servicios y que no hallamos evidencia de que se hayan hecho”.

Finalmente dio a conocer que se habrán de presentar en su momento denuncias por cada una de las irregularidades detectadas y que sea posible resarcir el daño al Ayuntamiento y a todos los duranguenses.

En su intervención, el auditor y representante del despacho externo informó que se aplicó toda la normatividad y se verificó el cumplimiento de los ordenamientos a que está sujeta una administración pública.

“Todo lo observado en esta auditoría tiene fundamentos en los procedimientos aceptados internacionalmente para un trabajo de este tipo”, precisó.

Por su parte, la contralora municipal destacó que las irregularidades se detectaron en varios aspectos como capacitaciones, servicios profesionales no brindados, rentas de maquinaria, entre otros que hicieron erogación sin evidencia de materialización del servicio.

Puedes comentar con Facebook