Durango segunda entidad con mayor porcentaje de localidades con bajo grado de acceso a carreteras pavimentadas

Luis Pineda

De acuerdo con estudios realizados, afectados 177,955 duranguenses

La situación de accesibilidad en el estado de Durango enfrenta un panorama muy complejo al ser una de las entidades federativas con mayor extensión territorial en el país, la superficie de la entidad es de 123,364 km2, equivalente al 6.3% de la superficie total nacional. Esta característica incide en la dispersión de sus localidades y en la presencia de zonas aisladas geográficamente, precisó Emiliano Hernández Camargo Consejero Presidente del Instituto de Evaluación de Políticas Públicas del Estado de Durango, Inevap.

El Inevap ha desarrollado como parte de su estrategia de generación de información para la toma de decisiones basada en evidencia el Policy Brief – Resumen de Política “Grado de Accesibilidad a Carretera Pavimentada en Durango”. De acuerdo con información del Banco Mundial el mejorar la accesibilidad a caminos para la población es esencial para promover el desarrollo; incrementar la recepción de servicios como salud y educación; facilitar la inclusión de diferentes grupos étnicos; incrementar las oportunidades de empleo y estimular el crecimiento a través de la reducción de la pobreza.

Durango es la segunda entidad, seguido de Baja California Sur, con mayor porcentaje de localidades con Grado de Accesibilidad a Carretera Pavimentada (GACP) “bajo” o “muy bajo” (62.8% de un total de 5,890). Esta situación afecta a 177,955 duranguenses (9.7% de la población total). En 2020 los cinco municipios con mayor porcentaje de población que reside en localidades con GACP “bajo” o “muy bajo” son: Topia (100%), Otáez (93.6%), San Dimas (91.9%), Mezquital (85.2%), y Canelas (83.8%).

Un caso de particular interés es el del municipio de Topia, de 2010 a 2020 se mantiene como primer lugar con mayor porcentaje de población que vive en localidades con Grado de Accesibilidad a Carretera Pavimentada «bajo» o «muy bajo» (100%).

En cuanto al estado de los caminos y carreteras, en el estado de Durango, el 47.1% de las carreteras se encuentran revestidas, el 33.8% pavimentadas, el 14.6% de terracería y solo 4.3% brechas mejoradas.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval, 2021) la pobreza es una situación que trasciende el ámbito individual y es importante tomar en cuenta los contextos geográfico, social y cultural, los cuales influyen en las opciones de vida de las personas. Por ello, resulta necesario complementar el enfoque de medición de la pobreza con un espacio en el que se registren los fenómenos que se despliegan sobre el espacio de interacción social, en este caso, el acceso a vías de comunicación terrestre.

El indicador de Grado de Accesibilidad a Carretera Pavimentada (GACP) responde a esta necesidad al formar parte de los 9 indicadores que emplea Coneval para la medición multidimensional de la pobreza desde 2013.

Finalizó el Consejero Presidente con la importancia de utilizar la información disponible para identificar las zonas del estado que presentan mayores dificultades de conectividad y así priorizar aquellas regiones que requieran una atención más inmediata.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios