El Ejército es una competencia desleal para constructores

Juan Carlos Chávez

El Ejército mexicano se ha convertido en una competencia desleal para los empresarios de la construcción en este país, así lo señaló Francisco Javier Solares Alemán, presidente nacional de la Cámara de la Construcción, explicó que el ejército no construye con sus efectivos, lo hace con civiles, contrata ingenieros, arquitectos, abogados, administradores, albañiles y todo tipo de ayudantes.

Dijo que tienen a su cargo una gran cantidad de obras, todas bajo este esquema, si bien las seis cementeras más grandes de este país continúan trabajando, no hay contratación de empresas para que realicen dichas obras, solo se contrata al personal a través del ejército, algo que los deja totalmente al margen de cualquier participación.

Solares Alemán explicó que, por este motivo, las empresas constructoras han tenido que despedir a parte de su plantilla laboral, el total de empleos en la cadena de valor de la construcción es del orden de los cuatro millones 300 mil empleos, los que se han ido recuperando de manera paulatina después de dos años de pandemia, no obstante, hoy enfrentan esta competencia que les impide a las constructoras reactivarse económicamente de una manera más efectiva.

Por último, lamentó que no haya manera de comparar el trabajo que realizan las constructoras con sus empleados, y el del ejército con quienes contratan, lamentablemente los montos son inciertos, no hay transparencia en la rendición de cuentas en los costos de las obras que ejecutan, aseguran que los ahorros son significativos, pero no se sabe como realizan las consideraciones, los constructores se sujetan a lo que se les paga por obra, a diferencia del ejército, en donde se desconoce el manejo financiero.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios