Empieza a escasear el agua en las comunidades

Juan Carlos Chávez

En estos momentos, son 64 localidades las que tienen severos problemas de abasto de agua, así lo dio a conocer Jorge Nevárez Montelongo, titular de la Comisión de Aguas en el Estado de Durango, quien dijo que a esta problemática hay que agregar el bajo nivel que tienen en la actualidad las presas de esta entidad.

Puso como ejemplo la presa La Rosilla II, ubicada en el municipio de Pueblo Nuevo y de donde se abastece el agua para los habitantes del Salto, este embalse se encuentra alrededor del 20 por ciento de su almacenamiento, aunque se espera que con las primeras lluvias que se han presentado, empiece a recuperarse, otros de los municipios afectados son Tlahualilo y Mapimí, así como san Juan de Guadalupe.

En lo que se refiere a la presa El Palmito, Nevárez Montelongo se encuentra al 40 por ciento de su capacidad, por lo que, si no se presentan pronto las lluvias y de una manera abundante, no se logrará solventar el ciclo de riego del próximo año, esta es una de las cifras más bajas que se registran en este embalse desde hace varios años.

Finalmente, el titular de la CAED detalló que son alrededor de 14 comunidades las que están en riesgo en el municipio de San Juan de Guadalupe, 16 en Tlahualilo, y otras dispersas en Pueblo Nuevo y Mapimí, afectando aproximadamente 15 mil habitantes, en lo que se refiere a las presas del Valle del Guadiana, el porcentaje de llenado es mejor, están en un promedio del 65 al 70 por ciento, ya que gracias al huracán que se presentó en el mes de octubre del año pasado, las dejó a su máxima capacidad, de ahí que hayan logrado transitar a pesar de que las lluvias aún no se generalizan.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios