Es necesario fortalecer el servicio de salud mental en Durango: Inevap

Luis Pineda

Se encuentra en proceso evaluación sobre la estrategia de salud mental en el estado

 

La pandemia ha cambiado la manera de vivir de las personas. Además de afectar la salud física y económica de las familias, la actual crisis ha repercutido en el bienestar emocional de las personas provocando que gran parte de la población haya pasado por periodos de preocupación y ansiedad y la angustia por la pérdida de familiares o personas cercanas a causa de la enfermedad por Covid-19.

Los planes de respuesta a la pandemia han incluido a la salud mental y el apoyo psicosocial dentro de sus prioridades, ahora la discusión debe ser si son suficientes y cuentan con el respaldo político y presupuestario, ya que tan solo en 2020, la prevalencia de ansiedad y depresión aumentó un 25% en todo el mundo, de acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud.

Desde 2006 en Durango opera, como organismo descentralizado de la Secretaría de Salud, el Instituto de Salud Mental, cuyo objetivo es normar, coordinar, capacitar, supervisar y evaluar los programas y acciones en materia de salud mental y adicciones. En 2018 se reformó su decreto cuya justificación, descrita en la exposición de motivos, se debió al mínimo avance en el cumplimiento de los propósitos, programas y acciones derivados de la no implementación de políticas públicas integrales en la materia; luego, para reforzar la estrategia, en 2022 se promulgó la Ley de Salud Mental para el Estado de Durango.

Dada la prioridad por la situación actual, este año el Inevap incluyó en su Programa Anual de Evaluación, un ejercicio evaluativo para valorar desempeño y capacidad organizacional del Instituto de Salud Mental, la cual se estima concluir en la segunda semana de octubre.  La evaluación tiene como objetivo analizar en qué medida dicho instituto ha dado cumplimiento a su mandato y cuáles son los factores que facilitan u limitan cumplir con sus metas, ya que, aun cuando es un derecho consagrado en la constitución, el sistema de salud mexicano no ha logrado los resultados deseados en la materia.

Al respecto, el Consejero Presidente de Inevap, Emiliano Hernández Camargo precisó que garantizar los servicios de salud mental integrales y de calidad no es una tarea sencilla para los gobiernos, ya que se requiere del involucramiento, voluntad y participación activa de diversos actores para contar con una estrategia clara y coordinada, y que la evaluación que se está llevando a cabo brindará información para mejorar la respuesta de las autoridades en este tema.

El reto para los servicios de salud mental no es menor, pues afecta a todos los sectores de la población. Sin embargo, hay grupos en donde la situación es más delicada, por ejemplo, según registros de la Secretaría de Salud, los egresos hospitalarios por depresión y por trastorno bipolar en Durango son del doble para mujeres que en hombres; mientras que en el uso de drogas y el uso de alcohol el número de hombres que reciben atención es hasta del triple en comparación con las mujeres.

En el tema del suicidio, se ha posicionado como la cuarta causa de muerte entre la población de 15 a 29 años y en 2021 se registró en Durango la tasa de suicidios por cada 100,000 habitantes más alta de los últimos 10 años. Además, el suicidio es mucho más frecuente en hombres que en mujeres; de 1979 a 2019 se registraron en la entidad 1,839 suicidios, de los cuales, en 1,503 (82%) fueron hombres y 336 (18%) mujeres, es decir, 4 de cada 5 suicidios registrados en Durango fueron cometidos por hombres; incluso en 2021 se registraron más muertes por suicidio que por Covid-19 en los hombres de 15 a 29 años.

En la actualidad las personas con algún padecimiento en salud mental sufren estigmatización, discriminación y violación de sus derechos humanos, la sensibilización y la educación al respecto son clave para revertir esta situación, por ello, además de la evaluación en curso, el ISMED inició un estudio diagnóstico al personal del Inevap para conocer cuál es la situación de quienes laboran en el Inevap.

Por último, se destaca el involucramiento y apertura del Instituto de Salud Mental del Estado de Durango y de la Secretaría de Salud durante el ejercicio de evaluación que el Inevap actualmente se encuentra desarrollando.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios