Hoteles viven su “vía crucis”

Elena Franco

En 2019, las vacaciones de Semana Santa representaron una ocupación hotelera del 80 por ciento, con una derrama de cerca de 100 millones de pesos, mientras que este año fue todo lo contrario, a causa de la contingencia sanitaria por el Covid-19.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles  en Durango, Francisco Martínez Díaz de León, reportó el cierre de siete hoteles en la capital de Durango, a causa de la poca o nula afluencia, representando una baja de 600 habitaciones.

Además, por indicaciones sanitarias un hotel solo puede ofrecer el 15 por ciento de su capacidad, es decir, de 100 habitaciones sólo 15 pueden ser rentadas, con la finalidad de cumplir con la sana distancia.

Los hoteles que continúan abiertos le ofrecen servicio a los agentes de ventas de medicina, de productos agroindustriales o personas que vienen de otros municipios que visitan la capital, explicó el líder de los hoteleros.

Puedes comentar con Facebook