La salud, el mejor regalo esta Navidad

Luis Pineda

Este año, la Navidad será diferente, pues en cientos de hogares será una celebración triste, debido a que ya no estarán físicamente algunos seres queridos a consecuencia del Covid-19.

En este sentido, para Martha Palencia Núñez, especialista en Psiquiatría, en esta Navidad el festejo no es importante, “pues lo realmente importante es la salud, por lo que se tiene la urgente necesidad de hacer un balance del año en torno a la pandemia y hacer conciencia de lo que viene para el próximo año”.

Comentó que la pandemia ha dejado una serie de adversidades, aunque también mucho aprendizaje, por lo que se tiene que empezar a valorar la vida, valorar la salud  y dejar las cosas materiales de lado.

“Estas son las consecuencias que estamos viviendo en familia debido a la pandemia; yo creo que lo que más se siente es el distanciamiento social, si lo acatamos estamos haciendo bien, pero si no lo hacemos sentimos que estamos lejos de los seres queridos, y esto viene a traer conflictos familiares, inclusive porque como no todos pensamos igual”.

“Los que se están alejando para no asistir al festejo de 24 y 25, como se acostumbraba años anteriores, no todos están siendo comprendidos, decir bueno, no viene la tía o no viene sobrino o no viene el familiar porque se tienen que cuidar”, dijo Palencia Núñez.

Comenta que, lamentablemente en muchos hogares aún se tiene esa idea de que “por qué se ponen así, vamos a reunirnos, no pasa nada, eso se ha vuelto muy común aquí en Durango, y día a día vemos las consecuencias; esto lo estamos viendo en hogares en donde afortunadamente no ha habido ninguna muerte por Covid”.

Como familia, se tienen que acatar las disposiciones, aunque los hijos se queden sin piñata, dejar de lado las cenas navideñas en las cuales se acostumbran reunir varias familias, debe estar de por medio la comprensión y la aceptación de los que no quieran reunirse e inclusive se tiene que aplaudir.

Por otra parte, señaló que este año ha habido demasiadas muertes en Durango, sobre todo en la ciudad capital, producto de la pandemia, pero también producto de que muchas personas que normalmente acudían a sus consultas por alguna enfermedad crónica como diabetes e hipertensión, o de cualquier otra enfermedad, se vieron muy limitados por el riesgo que conllevaba acudir a esos lugares, y dejaron de ir, sufriendo también las consecuencias, “muchos murieron también por complicaciones en sus enfermedades”.

Para muchas familias, éste será el primer año que van a tener una silla vacía y en donde ya no estará la abuelita, papá, mamá, o ambos, hermanos, tíos, etcétera, es el primero año que se enfrentará este duelo por la falta de un ser querido, por lo que se insistió en que se debe entrar a la etapa de la aceptación.

“La otra es perdonar y perdonarte. Esta Navidad también tiene que ser de la salud y del perdón, porque últimamente he estado viendo a personas que he consultado y se sienten culpables por el deceso de algún familiar, y es que por el riesgo los abuelitos, los papás no salían, pero luego llegaron a visitarlos los hijos, nietos u otros parientes y los contagiaron y al no soportar el virus murieron, entonces comenzaron a cargar con esa culpa, con esa carga, y ahora es momento de liberarse, de perdonarse a sí mismos, pues nadie lo hizo con la intención de dañarlos”.

En esta situación de la silla vacía, se tiene que ver no solo la ausencia física, se tienen que ver los momentos de alegría que vivieron con esa persona o con esas personas y sobre todo si con esa persona que se fue, se tenía algún resentimiento, esta Navidad debe ser la Navidad del perdón.

“Debemos perdonar al hermano con el que nos estamos hablando, o con la hermana con la cual tenemos conflictos, creo que ahorita no se vale que esa situación se viva en familia, debe ser el momento del reencuentro”.

“Y por otra parte, creo que todo esto nos obliga a darle un gran significado a lo que la salud”.

En esta temporada se tiene la costumbre de comprar cosas, de ir a comer mucho, de ir a beber mucho, es decir, la costumbre de mucho de todo, y sin duda esta parte de los excesos la vida los está cobrando.

Es momento en donde debe haber piso parejo, es decir, que quienes tienen un poco más den algo a quienes menos tienen.

“Creo que todo esto nos ha dejado una gran enseñanza, este año esta pandemia nos ha enseñado que tenemos que revalorar la vida y darle un gran significado a la salud; creo que es el mejor regalo”

“Debemos a partir de ahora valorar, pues antes lo primordial en Navidad era comprar, eran lujos, eran fiestas, ahora lo más importante es la salud, es tener la familia completa, pues como ya se ha mencionado, muchas de las muertes por Covid se pudieron haber evitado”.

CONCIENCIA

A la especialista en psiquiatría se le cuestionó sobre cómo hacerle para que se entienda que lo principal es la salud, a lo que precisó que una de las acciones urgentes es que los medios de comunicación deben emprender, y en algunos casos reforzar, las campañas de concienciación para que la gente tome esa conciencia.

“Es muy importante que existan campañas permanentes en los medios de comunicación, puesto que también juegan un papel importante en esta pandemia, se necesitan campañas masivas en donde a la gente se e haga ver que tienen que tomar conciencia, que es un problema que no solo unos pueden o deber hacer las cosas, sino todos juntos, sociedad, gobiernos, medios de comunicación”.

JÓVENES, UN SERIO PROBLEMA

Se ha mencionado en reiteradas ocasiones que uno de los principales problemas que se han tenido durante la pandemia es la movilidad de los jóvenes, y es que en esta parte ha sido complicado controlarlos.

Se hace un llamado a los jóvenes, pues es una enfermedad que no respeta ya ni edad, ni condición social; no solo se está llevando a los viejos, sino también a los jóvenes que han sido supuestamente asintomáticos.

“Como no sabemos cómo progresa el virus, vemos que ha dejado una serie de secuelas, que quedan con un cansancio, fatiga crónica y de repente manifiestan una depresión crónica, comienzan cuadros de ansiedad, de angustia y vienen otras complicaciones como el pensar en atentar contra su vida”.

SITUACIÓN ECONÓMICA EN LAS EMPRESAS

Señaló que, como consecuencia de la pandemia, este año no habrá o no hubo posadas en las empresas, no hubo reuniones, lo que ha ocasionado una serie de enojo por parte del personal.

“Esa parte, sin duda, el personal lo debe de entender, pues para los empresarios ha sido un momento muy difícil, pues quienes cuentan con algún negocio sí se las están viendo muy duras para cumplir con los compromisos de fin de año”.

“A excepción de las funerarias, todos los negocios se vieron afectados, y los dueños de estos negocios, a excepción de las funerarias, batallaron o están batallando para salir de dichos compromisos”.

Finalmente dio a conocer que el año venidero aún será más complicado en cuanto a la salud mental, pues habrá que enfrentarse al postcovid, y para eso tampoco se está preparado.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios