Libre, conductor que mató a taxista

Luis Pineda

La madrugada del pasado 23 de febrero se registró un accidente en el cual Enrique Zamora López, chofer del transporte público, perdió la vida; mientras que el presunto responsable, de nombre Joel y de 26 años de edad y quien conducía su camioneta en segundo grado de ebriedad, no pisó la prisión.

Este accidente, de acuerdo al Código Penal, es considerado como un delito culposo y no doloso, por lo que no amerita prisión, de ahí que el joven conductor, quien al momento del accidente se encontraba en segundo grado de ebriedad, haya depositado una fianza de 50 mil pesos para poder seguir su proceso en libertad.

El hecho de que el conductor se haya encontrado en segundo grado de ebriedad no es una agravante para que pudiese estar en prisión, toda vez que el delito que se le imputa (homicidio culposo) no es grave, de ahí que no se le haya impuesto prisión preventiva.

Al joven conductor se le fijaron unas medidas cautelares.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado, el agente del Ministerio Público que lleva el caso podría solicitar la prisión preventiva solo en caso de que el conductor no tenga un domicilio fijo, no tenga familia en la ciudad de Durango, o que haya sospecha de que pueda dejar el país, sin embargo, al cumplir con estos “requisitos” podrá gozar de libertad.

La investigación del accidente continúa, por lo que se siguen recabando pruebas del caso.

Hay dos testigos que señalan que efectivamente la camioneta Liberty se pasó la luz roja del semáforo, así mismo, se pudo comprobar que su conductor iba en segundo grado de ebriedad, según el certificado médico practicado por personal de la Dirección Municipal de Seguridad Pública.

En caso de que el juez determine su plena responsabilidad, de acuerdo a lo establecido por la ley, tendría que pagar una cantidad estimada en 600 mil pesos, además de los daños materiales.

Sin embargo, personal de la aseguradora y abogados del conductor se encuentran en pláticas con la familia del taxista fallecido con la finalidad de llegar a acuerdo y cerrar el caso.

ANTECEDENTES

El pasado fin de semana se registró un accidente vial que dejó como saldo una persona sin vida de nombre Enrique Zamora López, quien se desempeñaba como taxista.

Los hechos se registraron poco después de las 4:00 horas del domingo, en donde se reportó un fuerte choque en el crucero de bulevar Politécnico y prolongación Cuauhtémoc.

Sobre bulevar Politécnico circulaba un vehículo marca Nissan, tipo March, color blanco con verde, tipo taxi, que era conducido por el señor Enrique Zamora. Al intentar dar vuelta a la izquierda para incorporarse a la calle de Prolongación Cuauhtémoc teniendo luz verde, fue impactado por una camioneta Liberty de color gris, conducida por Joel “N”, de 26 años de edad, quien no respetó la luz roja del semáforo.

Tras el impacto, el vehículo de alquiler fue proyectado hacia adelante quedando sobre costado izquierdo y en el interior su conductor sin vida.

El joven quedó detenido y fue puesto a disposición de la autoridad correspondiente.

Al presunto responsable de la muerte del taxista se le pudo comprobar que se encontraba en segundo grado de ebriedad, según certificado médico, sin embargo, horas más tarde quedó en libertad por lo antes expuesto.

OTROS CASOS

El caso del joven de 26 años que ocasionó la muerte de un chofer del transporte público no es el único; hace un par de semanas se registró otro hecho similar en el municipio de Vicente Guerrero, en el cual dos personas perdieron la vida luego de que un conductor ebrio los arrollara.

En este caso tampoco fue a prisión, pues tras pagar una fianza de 25 mil pesos ahora sigue su proceso en libertad.

Hubo protestas por parte de los familiares de los occisos, quienes acudieron a la Fiscalía General del Estado a manifestar su inconformidad.

Se trata de José Antonio García Caldera, de 23 años de edad, y su esposa Diana Deyanira Guerra Escobedo, de 26 años, quienes perdieron la vida luego de haber sido embestidos por una camioneta cuyo conductor presuntamente se encontraba en estado de ebriedad.

Los ahora occisos tenían su domicilio en el Fraccionamiento Valles de San Antonio, en el municipio de Vicente Guerrero.

La semana pasada familiares de José Antonio y Diana se apersonaron en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, con la finalidad de hacer pública su inconformidad luego de que el Juez Mixto de Nombre de Dios al parecer le otorgó la libertad al conductor de la camioneta.

“Estamos inconformes de que se haya dado libertad a la persona que ocasionó la muerte de José Antonio y Dianita, queremos que lo regresen a la cárcel, que pague lo que hizo, pues no es justo que con solo haber pagado una fianza de 25 mil pesos el Juez Mixto de Nombre de Dios lo haya dejado en libertad, a nosotros nos argumentaron que no era delito culposo, el hecho de matar a alguien en estado de ebriedad no es delito grave, con eso nos salieron”, dijo la señora Ana María Caldera Rodríguez, tía de José Antonio.

Circulaban sobre la carretera que conduce del municipio de su residencia (Vicente Guerrero), hacia la localidad San Pedro Alcántar, a bordo de una motocicleta Italika, color negro con azul, y a la altura del kilómetro 6, les invadió el carril de circulación una camioneta GMC, línea Sierra, tipo Pick-Up, color negro con franjas grises, conducida por Ramiro “N”, de 35 años de edad, con la cual se impactaron, para posteriormente ser arrollados por el mismo vehículo, perdiendo la vida ambos en el lugar.

Mencionar que elementos de las Policía Vial aseguraron ambas unidades y realizaron la detención del conductor, quien quedó a disposición del Ministerio Público por la responsabilidad que le resulte.

Puedes comentar con Facebook