Los especialistas en rescates de la dirección de Protección Civil

Juan Carlos Chávez

La dirección Municipal de Protección Civil tiene como función fundamental impulsar la cultura de prevención y protección civil, con adiestramiento y equipo adecuado, como principios básicos que permitan brindar apoyo puntual e inmediato a los duranguenses en casos de desastre natural, accidentes y emergencias, entre sus objetivos se destaca el implementar estrategias de prevención y protección para los habitantes, en caso de riesgos y efectos que provocan los siniestros, mediante una atención oportuna y eficiente.

Para una mejor atención a las situaciones de emergencia, los elementos de la corporación se dividen, según sus capacidades, habilidades y vocación en varias unidades, o escuadrones, en este caso conoceremos la labor que realizan en favor de la ciudadanía en general los integrantes del escuadrón de Rescate Acuático y el de Rescate Vertical, quienes se han especializado a través de los años en estos dos apartados.

David Iván Landa Ríos es un joven especialista en atender incidentes en los cuerpos de agua, ríos, lagunas, presas y represas, así como situaciones de inundaciones, las que no son ajenas en esta entidad, ya que, a pesar de ser una corporación de carácter municipal, la falta de equipamiento o de profesionales en otras administraciones, o como personal de apoyo, generalmente reciben llamados de auxilio de casi la totalidad del territorio estatal, según lo platica el especialista en buceo.

Una de las labores más difíciles que tienen que enfrentar es el rescate de cuerpos, lamentablemente cuando una persona se ahoga los especialistas en el buceo de rescate son quienes realizan esta penosa y difícil labor, en la mayoría de los casos se introducen a las aguas turbias y oscuras de las presas o lagunas, ya que la profundidad representa la oscuridad total, son 14 elementos los que componen esta unidad de rescate, los cuales están plenamente conscientes del riesgo que enfrentan, por ello deben de tener vocación de servicio e interés por este tipo de rescate, para lo que se entrenan y capacitan de manera permanente, tanto en teoría, como en la práctica, además de que todos son Técnicos en Urgencias Médicas, preparados para atender a los ciudadanos, pero también a sus compañeros en caso de que sea necesario, mediante la capacitación aprenden la manera  correcta de respirar, la preparación de las fórmulas para los tanques de oxígeno, ya que cambian con forme a la profundidad que tengan que bajar a realizar alguna búsqueda.

  • Sin escuchar y sin ver en las profundidades de presas y lagunas

Landa Ríos explica que casi cualquier persona puede aprender a bucear, sin embargo la mayoría lo hace como deporte, pues quienes lo practican como afición tienen la enorme ventaja de la luz en todo momento, además de el acompañamiento que se lleva, sin embargo el denominado Buceo de Seguridad Pública es uno de los mas riesgosos, pues la oscuridad es total, además de no ver nada, tampoco escuchan, por lo que el cerebro empieza a trabajar demás y en ocasiones juega “malas pasadas” a los elementos, si el trabajo se complica permanecen entre 40 o 50 minutos en estas condiciones, lo que es todo un reto para ellos, ya que a través de las pláticas que sostienen entre ellos se dan cuenta de que escuchar voces es algo común, o tener pensamientos negativos los cuales tienen que superar para evitar caer en pánico, es una labor en la que saben que lo que buscan es una persona que murió ahogada, de ahí que tengan que recibir apoyo psicológico de manera constante.

La unidad de los buzos en la unidad de Rescate Acuático es fundamental para que todo marche de la mejor manera, cuando se complica el rescate de algún cuerpo, se reúnen al final de la jornada para intercambiar experiencias, se platican las experiencias que tuvieron en las profundidades, algo que les sirve para desahogarse y como una especie de terapia de grupo que les da animo para salir al siguiente día a completar la misión, explica que debido a la oscuridad la realizan solo por el sentido del tacto, dividiendo el cuerpo de agua por cuadrantes para recorrer la mayor parte de la superficie.

  • Elementos capacitados y bien equipados

Con varios años de experiencia en esta corporación David Iván destaca el equipo con el que la dirección ha dotado a este escuadrón, sus trajes de neopreno, acordes a las profundidades que tengan que bajar, sus botines, capucha, guantes, chalecos de compensación, tanques de oxigeno y esnórquel, además de cuerdas, cuchillos, lámparas para monitorear su oxígeno, de igual manera cuentan con las lanchas, chalecos y tubos salvavidas, además de los llamados trajes secos, especiales para tener un aislamiento completo en caso de tener que sumergirse en aguas contaminadas o en alcantarillas, pues el cuidado de su salud es prioridad.

Por ultimo David Iván Landa Ríos comenta que las experiencias y situaciones más difíciles que se tiene que enfrentar es el rescate de algun niño o jovencito ahogado, pues es algo que “les pega” muy fuerte a todos los elementos, la mayoría de los rescatistas tienen familia y se ponen en su lugar, la tristeza, la pena y la desesperación que se genera es mucha, y aún así, hay que hacer el trabajo de la manera más profesional que se pueda, por ello exhortó a la población en general a abstenerse de introducirse a las presas, a los ríos o lagunas, especialmente en este periodo vacacional.

  • Rescates “de altura” con el escuadrón de Rescate Vertical

Debido a la accidentada geografía del territorio estatal, la dirección de Protección Civil Municipal capacita y entrena de manera permanente a los integrantes del llamado escuadrón de Rescate Vertical, elementos que están debidamente preparados para apoyar situaciones en las que se tenga que descender por cañadas y barrancos, actualmente consta de 15 especialistas que atienden casos de esta naturaleza, escogidos de acuerdo a sus actitudes para el manejo de cuerdas, nudos, poleas y todo lo que se utiliza para los ascensos y descensos en terrenos bastante complicados, anteponiendo siempre la seguridad de los accidentados, pero también la de los elementos.

Luis Enrique Nájera Zamora viene de una familia que a través de los años ha pertenecido a corporaciones como la Cruz Roja Mexicana y al H. Cuerpo de Bomberos, de ahí el gusto y la vocación por el servicio a la ciudadanía, el es integrante de esta unidad de rescate vertical, por lo que es especialista en el manejo de las cuerdas, de los nudos, mosquetones y todo el equipo que cada elemento tiene que llevar consigo para rescatar a personas accidentadas, la mayoría son jóvenes con una excelente condición física dispuestos a enfrentar los terrenos más complicados, certificados por especialistas españoles, quienes hace algunos años vinieron expresamente a supervisar y a calificar sus labores de rescate en lugares prácticamente inaccesibles, para lo cual hay que tener disciplina, actitud de  servicio y voluntad, ellos están especializados en rescatar personas vivas o muertas, caídas en voladeros o barrancos, a pie, o en cualquier tipo de vehículos, algo que no es fácil y que en ocasiones lleva varios días para terminar la misión, “tender” las cuerdas, asegurar las camillas, calcular pesos, es algo para lo que se requiere mucha práctica y una gran precisión, es mucha información que hay que procesar y aplicarla ya en la práctica.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios