Mujeres policías, víctimas de acoso

Luis Pineda

Van desde la “raya de madre” hasta los piropos más “floridos”, dicen

Las mujeres policías viales de manera recurrente sufren de acoso callejero, principalmente las que se encuentran en cruceros, afirman que hay ciudadanos que son muy groseros.

Comentan que, los comentarios o insultos van desde la rayada de madre hasta los piropos más floridos.

Valeria Estefanía lleva apenas ocho meses en la corporación, entró a la misma por que le gusta el trabajo, por necesidad y por las ganas de ayudar a la gente.

“Tengo apenas ocho meses, soy parte de la última generación de la academia de mujeres policías, entré a la corporación primero pues porque me gusta, por la necesidad de trabajar, y cuando uno se da cuenta que puedes ayudar a la gente, nos motiva a seguir”.

Para la oficial de la Policía Vial, el trabajo en crucero es sumamente peligrosos, aunque para muchos no sea así y es que todos los días está de por medio su vida.

En este sentido, nos comenta que, “primero, pues este trabajo es muy riesgoso, nuestras vidas corren peligro, pero también nos enfrentamos todos los días a los insultos de la ciudadanía, mucha gente nos raya la madre, a nosotras las mujeres nos dicen de cosas y a veces muy feas, hay comentarios muy fuertes y ‘piropos’ muy agresivos”.

Sin embargo, dice, nos da satisfacción cuando las personas reconocen nuestra labor, el estar en los cruceros por más de siete horas, bajo los fuertes rayos del sol es sumamente pesado, y más difícil se hace el turno cuando la gente las insulta; el acoso de todo tipo está presente en cada momento.

En torno a las cosas malas que les pasa, a Valeria Estefanía, se le cuestionó si sufren acoso de todo tipo, y esto comentó, “sí, de todo tipo, van desde las groserías, amenazas, insultos, comentarios fuertes a nosotras como mujeres, hay de todo, pero también a veces las que más se pasan con nosotras son las mismas mujeres, y es que cuando se supone que entre nosotras nos deberíamos cuidar, a veces son ellas las que más nos ofenden, las que más nos insultan y pues no se vale”.

“Siento que es nuestro pan de cada día, que si no nos vamos con una rayada de madre, no nos vamos a gusto, (jeje). Los conductores y los peatones tienen sus derechos, pero también tienen sus obligaciones, y como a que a ninguno le gusta esperar, y cuando uno los detiene para darle el paso al otro, es cuando vienen los insultos, y cuando les damos el paso a los automovilistas es cuando nos lanzan comentarios fuertes”.

Refiere que, cuando son comentarios negativos por el hecho de ser mujeres, se sienten mal, y con una impotencia de no poder hacer nada, aunque al final del día, les satisface más el haber podido cumplir con su trabajo y llegar con bien a su casa con su familia.

Señala la agente de vialidad que, en todos los cruceros es la misma situación que viven sus compañeras.

Por su parte, Ana, quien también se desempeña en el crucero de 20 de noviembre y Constitución, señala que, en el turno vespertino-nocturno, es cuando más se presentan estas acciones de acoso.

“Mi trabajo consiste en controlar el tráfico y el cruce peatonal aquí en el crucero de 20 de noviembre y Constitución, que es el de mayor flujo de vehículos y de personas, nos estamos aquí poco más de siete horas, y bueno, es algo pesado, sin embargo, como todo, uno se va acostumbrando; me gusta mi trabajo”.

“Aquí nosotros lo que más resentimos son las inconformidades de la gente, todos quieren pasar a la vez, luego se molestan porque uno les da el pase a los otros y que desde su punto de vista, pues uno hace mal su trabajo y pues vienen ahí los comentarios fuertes, los insultos”.

Sostuvo que, en el turno de la tarde-noche, es cuando más se sufre el acoso y de todo tipo.

“Cuando estamos en el turno de la tarde noche, como pasa mucha gente, es cuando se aprovechan y nos dicen de todo, y a veces uno no se da cuenta quién es pero sí escuchamos lo que nos dicen”.

“Como mujeres pues nos sentimos vulnerables, no estamos acostumbradas a recibir ese trato, nosotros únicamente hacemos nuestro trabajo y tratamos de hacerlo lo mejor posible, no nos metemos con nadie, pero sí, mucha gente es muy grosera con nosotros, sufrimos todo tipo de acoso”.

VARIOS POLICÍAS SEPARADOS DE SUS FUNCIONES POR ACOSO A SUS COMPAÑERAS

En la actualidad hay más de cien mujeres en el departamento de vialidad, de las cuales más de 25 están en cruceros en distintos puntos de la ciudad.

En este sentido, se informa que, en tres años se tiene un registro de al menos 30 casos (denunciados) de acoso a mujeres de la policía vial.

Cabe mencionar que, en el departamento de Asuntos Internos, de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, hay cinco casos de acoso a mujeres policías por parte de sus mismos compañeros, se está llevando a cabo el procedimiento correspondiente, además de que los elementos fueron canalizados al departamento de psicología.

QUÉ ES ACOSO

Acoso es cuando una persona hostiga, persigue o molesta a otra. El verbo acosar refiere a una acción o una conducta que implica generar una incomodidad o disconformidad en el otro.

Por citar un ejemplo: “No voy a tolerar el acoso: mañana mismo presentaré mi renuncia”“El cantante salió por la puerta trasera para evitar el acoso de los periodistas”“El acoso de los vecinos me resulta muy molesto”.

En este caso, el acosador busca intimidar o presionar al acosado para que éste acceda a mantener algún tipo de relación íntima. El acoso se puede llevar a cabo a través de comentarios obscenos, insinuaciones o contacto físico.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios